Madre de un menor con discapacidad pide reunión con Educación para elegir el colegio de su hijo: "No debe ser impuesto"

La madre de un menor con discapacidad de Logroño solicitará una reunión con la Consejería de Educación la próxima semana al "no estar de acuerdo" con el colegio que le han designado a su hijo para estudiar este curso 2019/2020. El niño -que ahora se encuentra en el Centro de Educación Especial Marqués de Vallejo- deberá cambiar de colegio el próximo 4 de noviembre.

Educación cumple así la sentencia que reconocía el derecho del niño a asistir un colegio ordinario pero, como indica la madre del menor, "el derecho a decidir el colegio al que tiene que asistir mi hijo debería ser nuestra".

Así lo ha expresado la madre, Alba Candelario a Europa Press, quien lamenta "el tiempo perdido, más de cuatro años" por parte de Educación para cumplir la sentencia y ahora "han elegido un colegio sin pensar en el bien del menor".

Cabe recordar que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia anulaba la decisión de Educación de escolarizarlo en un centro especial por ser "contraria a derecho".

El menor con una diversidad funcional cognitiva, psicomotora y del lenguaje, se encuentra ahora en el Centro Especial Marqués de Vallejo y la madre lamenta que "Educación quiera cumplir la sentencia cuando el curso está empezado y encima quieren llevar a mi hijo lejos de nuestro domicilio con todo lo que ello supone".

"Estamos hablando de los derechos de un menor. Me dan menos de una semana para el cambio y ahora tienen prisa en cumplir la sentencia pero las cosas no se pueden hacer así. A mi hijo no se le puede trastocar la vida de la noche a la mañana y por eso solicito una reunión con Educación para que me den la posibilidad de elegir otro colegio ordinario que sea mejor".

La decisión de Educación -ha indicado- "me la comunicaron ayer por parte de la Atención a la Diversidad" y "todavía no he tenido la oportunidad de hablar con mi abogado" pero "tengo varios colegios cerca de mi domicilio, al que incluso van sus primos, que podrían ser mejor para él".

Para la sentencia que le dio la razón a la madre del menor, ésta aportó un informe realizado por una licenciada en pedagogía terapéutica y logopeda, fechado el 16 de diciembre de 2016 que refería que "con los apoyos educativos pertinentes y necesarios, el desempeño y evolución" del niño "en un colegio ordinario, será más favorable y óptimo".

Este informe se refería a la posibilidad que esto le conferiría al menor de "fomentar su autonomía y su capacidad de adaptación a un entorno cambiante, lleno de estímulos y diversidad (...) siendo más próximo a un contexto naturalizado, en el que tendrá que desenvolverse el resto de su vida".

Este informe recogía, también, que "la posibilidad de interactuar con niños de otros entornos no ha tenido efectos perjudiciales para él, sino que ha tenido muchos efectos positivos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento