Una campaña contará a mano un billón de dólares para protestar contra las armas nucleares

  • Este es el valor que los activistas estiman que se destina cada década a la carrera armamentística nuclear.
  • ​Los organizadores reasignarán simbólicamente ese dinero a los objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU
Billetes de cien dólares.
Billetes de cien dólares.
REUTERS

Contar a mano de forma simbólica un billón de dólares es la original forma que una coalición de ONG ha elegido para exigir a los gobiernos que dejen de invertir enarmas nucleares y destinen ese dinero a prioridades como el clima o el desarrollo.

La campaña, presentada este jueves en la sede de Naciones Unidas, denuncia que la industria está usando su influencia para promover una carrera armamentística con un coste astronómico e impidiendo que esos fondos vayan a medidas para salvar el planeta.

"Un factor clave de la continuada e incluso creciente carrera de armas nucleares es la financiación y aquellos que se están beneficiando", explicó en una conferencia de prensa Alyn Ware, miembro del World Future Council y coordinador de una plataforma de parlamentarios contra la proliferación atómica.

Según Ware, por ese motivo la campaña se centra en los presupuestos destinados a armas nucleares, que suman en el mundo unos 100.000 millones de dólares al año o un billón durante los próximos diez años.

Los activistas defienden que los inversores deben apartarse de "proyectos destructores como las armas nucleares o los combustibles fósiles" y poner fondos en iniciativas capaces de combatir el cambio climático y promover el desarrollo.

Para llamar la atención sobre la cuestión y mostrar la escala de las inversiones que se están haciendo en armas nucleares, miembros de la campaña contarán durante siete días y siete noches, a mano, un millón de falsos billetes con un valor de un billón de dólares.

Simbólicamente, los participantes reasignarán además ese dinero a cada uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la gran agenda pactada en la ONU para combatir la pobreza y proteger el planeta.

Los actos centrales de la campaña se desarrollan en Nueva York, pero también habrá acciones en otras ciudades de EE.UU. como Filadelfia y en capitales de otros países como Londres o Wellington.

La campaña se desarrolla coincidiendo con la Semana del Desarme de Naciones Unidas y cuenta con el respaldo de figuras internacionales como la expresidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, o la Nobel de la Paz Mairead Maguire.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento