La exhumación de Franco entierra la etapa de culto público al dictador

Los restos de Franco salen de la basílica del Valle de los Caídos.
Los restos de Franco salen de la basílica del Valle de los Caídos.
EFE / Emilio Naranjo

Los restos de Franco pasarán esta jueves su primera noche fuera del Valle de los Caídos. Aproximadamente a las 15 horas de este miércoles ha terminado la etapa en la que la democracia todavía permitía el ensalzamiento público del dictador y ha empezado otra en la que su familia y los poco numerosos nostálgicos que han jaleado el proceso deberán mostrarle sus respetos en privado.

La exhumación de los restos de Franco ha cumplido el objetivo tan repetido por el Gobierno de que el dictador ya no repose entre sus víctimas ni en un monumento del Estado donde pueda ir a rendírsele honores. 

Esta situación ha cambiado este jueves en cosa de cuatro horas -desde las 11 a las 15 horas, aproximadamente, un poco más de lo que en principio preveía el Gobierno-. Es lo que ha durado el proceso de exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos y reinhumarlos en el cementerio de Mingorrubio, en El Pardo.

Al final, el presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha comparecido brevemente para declarar que "España cumple consigo misma". Según ha dicho, el país "es fruto del perdón, pero no puede ser fruto del olvido", y ha abierto la puerta a otro procedimiento, aún más complicado, que todavía está pendiente: la identificación y entierro de las miles de víctimas de la dictadura que se encuentran en el Valle y en fosas que, ha recalcado, son "una infamia" y "deberán ser reparadas".

¿Te ha parecido bien el proceso de exhumación de Franco y cómo se ha gestionado?

Una "profanación", según la familia Franco

"No podemos estar satisfechos, pero ha sido digno", ha declarado por su parte el nieto mayor del dictador, Francis Franco, a la salida del cementerio de Mingorrubio. De manera casi simultánea, toda la familia ha difundido un comunicado que calificaba la exhumación de "profanación" y el dispositivo diseñado por el Gobierno para llevarlo a cabo, de "circo mediático que solo busca propaganda y rédito electoral".

Las diferencias de criterio entre el Gobierno y Franco entran dentro de la normalidad con la que ha transcurrido la jornada, dentro de las circunstancias excepcionales de sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos, después de 44 años. Aún así, ha habido cambio de planes, obligados por decisiones de la familia.

Salida del ataúd a hombros de los nietos y bisnietos

Según lo previsto, a partir de las 7.30 horas de la mañana del jueves han empezado a llegar operarios, autoridades del Estado -con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, a la cabeza- y, en dos tandas y minibuses, los Franco. Ha sido el paso previo al inicio de la exhumación, que se ha retrasado 30 minutos sobre la hora prevista y empezó a las 11.

Los marmolistas han movido la lápida de 1.500 kilos "sin incendencias" y, entonces, se ha resuelto la primera incógnita de la la jornada: las filtraciones de agua sí habían dañado el ataúd, por lo que era aconsejable cambiar a otra caja la estructura de cinc dentro de la que estaban los restos. No ha sido así porque la familia ha insistido en que Franco fuera reinhumado en el mismo féretro en el que se le enterró en 1975.

También según lo previsto, sus nietos y bisnietos lo han sacado a hombros de la basílica, pero con un tablón en la parte inferior debido al mal estado del féretro, que han recubierto con un estandarte de la familia.

Los Franco no han conseguido su objetivo de poner sobre el ataúd la misma bandera franquista que se colocó hace 44 años. Con ella se ha presentado Francis Franco en la explanada de la basílica, pero se la han requisado antes de entrar al templo. 

Ha sido un momento de tensión antes de la salida del féretro hacia Mingorrubio, que finalmente ha podido hacerse en helicóptero, ya que las condiciones meteorológicas han despejado a favor del traslado por aire el otro interrogante de la jornada. Nada más introducir el ataúd en el coche que le iba a llevar al helicóptero, del grupo de allegados ha salido un grito de "Viva España", seguido de otro de "Viva Franco".

Antonio Tejero, entre los nostálgicos presentes

La exhumación ha provocado una gran expectación, también internacional, con cerca de 500 profesionales acreditados de distintos medios, 58 de ellos foráneos. Sin embargo, no ha dado lugar a tanta movilización en el Valle de los Caídos y en Mingorrubio como temía el Gobierno. 

En el lugar donde hasta este jueves reposaban los restos de Franco apenas se congregaron una treintena de nostálgicos. En el nuevo emplazamiento de su tumba la Delegación del Gobierno no había autorizado la víspera dos concentraciones, una de ella de la Fundación Francisco Franco. 

Aun así, este jueves se han congregado unas 300 personas, que casi más que con la llegada de los restos del dictador, han vivido su punto álgido con la inesperada aparición del guardia civil que irrumpió en el Congreso el 23-F, Antonio Tejero. Su hijo, el sacerdote Ramón Tejero, estaba dentro del mausoleo para cooficiar con el prior del Valle de los Caídos una ceremonia tras la inhumación.

Ceremonia en Mingorrubio

Ha sido allí, en "los últimos cinco minutos", cuando, según Francis Franco, "se ha torcido todo". Ya en el Valle de los Caídos, el dispositivo del Gobierno incluía la prohibición de entrar en la basílica -y después en el mausoleo- con dispositivos para grabar imágenes o sonidos. 

Según ha contado Francis Franco, la Policía ha sospechado que estuviera grabando un vídeo de la "ceremonia íntima", a la que ya no han asistido los miembros del Gobierno, le han registrado e intentado "retener" a los 22 familiares, según ha explicado el nieto mayor. 

Como el resto, ha abandonado el mausoleo sin más problemas de los que podría causar a las dos jóvenes de entre los familiares que han salido del cementerio exhibiendo una bandera franquista, algo prohíbido por la Ley de Memoria Histórica y contra lo que el Gobierno les había advertido días antes.

En todo caso, la ley ha terminado cumpliéndose. Franco ya no descansa entre sus víctimas ni un monumento del Estado es lugar donde ir a enaltecerlo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento