Alberto Chicote: "En 'Auténticos' no vamos a regalar nada a nadie, no es 'Sorpresa, sorpresa'

Alberto Chicote, en el 'Pesadilla' en la cocina dedicado a El Submarino.
Alberto Chicote, en el 'Pesadilla' en la cocina dedicado a El Submarino.
LA SEXTA

"Sigo manteniendo intacta mi capacidad de sorpresa", dice Alberto Chicote, después de haber entrado en 85 desastrosas cocinas de otros tantos establecimientos en las siete temporadas que van ya de Pesadilla en la Cocina (La Sexta), un formato en el que el afamado chef acude en ayuda de negocios de restauración ruinosos y trata de reorientar a sus propietarios para hacerlos rentables y salubres.

Esta séptima temporada, ahora en emisión, ha sido especial, entre otras cosas porque Chicote ha entrado en un mosto -una venta de campo-, un kebab, un buffet libre o una food truck, como en la emisión de esta noche, en la que trata de reflotar a El Submarino. "Procuramos que todos los casos sean diferentes entre sí. La estructura del programa es necesariamente la misma, así lo que procuramos es que todos tengan matices, problemas o conflictos lo más diferentes entre sí, que cuantos menos puntos en común tengan, mejor", explica Alberto Chicote. 

Ha comido en sitios en los que pocos querrían comer, pero prefiere no pensar en cuál de los restaurantes en los que ha estado fue el peor. "Las cosas malas de forma natural se me borran del disco duro. De las cosas malas es mejor olvidarte, que no hacen más que traer malos recuerdos", postula.

Tener la oportunidad de ofrecerle a alguien una segunda oportunidad es algo mágico

Lo que sí recuerda es su primer restaurante, La Tana. Allí lo que más le soprendió (que también) no fue la mugre o la desorganización. "Era un tipo de cocinas en las que no había estado anteriormente. Yo siempre había tenido la buena fortuna de trabajar en buenos restaurantes, en cocinas grandes y con equipos y brigadas conformadas por un número majo de cocineros. Y cuando entraba en un sitio que estaba atendido por una sola persona me llamaba la atención", rememora el cocinero.

Pero, por qué en un país con garantías sanitarias sigue habiendo locales con dudosa calidad? "Para eso están las autoridades, para controlar que nadie se salte el autocontrol. Pero ¿hay medios suficientes como para controlarlo? Cuando hablamos con las personas que se encargan de esto lo que siempre nos dicen es que los recursos y los medios con los que cuentan son insuficientes y siempre reclaman más", denuncia Chicote.

Pesadilla en la Cocina es un docushow, es televisión, pero tiene un trasfondo humano que al cocinero le llena. "A nivel personal son programas muy satisfactorios. Tener la oportunidad con Pesadilla en la Cocina de ofrecerle a alguien una oportunidad que de ningún modo la tendría sin nuestro trabajo es algo mágico, que me hace sentir muy orgulloso y desde luego es el momento más gratificante cuando se dan cuenta de que tienen la oportunidad de salir adelante", revela.

Y es que, seis años después, sigue con la ilusión intacta: "Cuando terminamos de grabar esta temporada dijimos parecía imposible, pero hemos acabado de grabar la mejor temporada de Pesadilla en la Cocina".

Chicote graba también para La Sexta el programa Auténticos, sobre el que se ha hablado mucho, pero no siempre bien. Es un programa en el que estamos ayudando a gente con diferentes capacidades a cumplir un reto. Esto es importante. Salió una noticia que decíamos que éramos como un Sopresa, sorpresa para personas con discapacidad. No es cierto. No vamos a regalarle nada a nadie, vamos a ayudar a gente que tiene un sueño por cumplir a hacerlo un poco más posible. Pero son siempre personas que tienen que hacer un esfuerzo real y en muchos casos mastodóntico, para lograr algo con lo que sueñan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento