'Cuento de tres hermanas' se presenta como una fábula rural de mujeres contra el destino

'Cuento de tres hermanas' se ha presentado en la 64 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) como una fábula protagonizada por tres mujeres que deben hacer frente a su destino, casi siempre dictado por parte de un hombre.
Fotograma de la película 'Cuento de tres hermanas'
Fotograma de la película 'Cuento de tres hermanas'
SEMINCI

La historia se inspira en las propias vivencias del director, Emin Alper, quien fue criado y educado por una hija acogida, una figura común en los años 80 en Turquía, que ejercía un doble papel como hija adoptiva de una familia poderosa, pero también como criada de la casa.

Precisamente, eso es lo que les ocurre a las tres hermanas del cuento, quienes se ven obligadas, por diversas circunstancias y en contra de su voluntad, a volver a la aldea de la que su padre quiso ayudarlas a escapar al ser enviadas como hijas acogidas a casas de familias ricas.

No obstante, Ece Yüksel, la actriz que interpreta a la hija mediana, ha explicado durante la rueda de prensa posterior a la proyección de la película que la cultura de enviar criadas a las casa de los ricos ya no es tan común como en los años 70 u 80 y aunque quizá siga ocurriendo en alguna pequeña aldea, se trata de una tradición en desuso.

Asimismo, ha destacado que el director ha sabido captar la esencia de lo que implica ser una hija acogida, ya que la relación de estas mujeres con la familia supone un "equilibrio complicado": por un lado, son las hijas de la casa, pero no dejan de trabajar como sirvientas para la familia.

En este sentido, ha elogiado la buena observación del director a la hora de construir, por ejemplo, el personaje al que ella interpreta, pues aunque no le gusta su trabajo como criada, lo prefiere a estar atrapada en su pequeña aldea en las montañas de Anatolia (Turquía).

De hecho, ha afirmado que tuvo esa misma sensación durante el rodaje, que se llevó a cabo en un pueblo situado en las montañas donde era imposible conseguir Internet o cobertura. "Sentía que las montañas a mi alrededor eran paredes y tenía la sensación de estar atrapada ahí arriba", ha comentado la actriz.

También ha reconocido que fue un reto para ella imitar el acento de los lugareños e interiorizar la idiosincrasia de una pequeña aldea, un papel en las antípodas de su vida real, porque nació, creció y se crió en una gran ciudad como es Estambul.

Este ha sido, además, el primer papel principal para Yüksel, lo que ha supuesto una "gran responsabilidad" para ella, porque al aparecer en gran parte del metraje, quería que la relación con sus hermanas resultase "creíble", por lo que ha reconocido que se ha preparado durante meses y ha ensayado junto a sus propias hermanas.

De cara al futuro, espera que su carrera le lleve a seguir haciendo cine, aunque tampoco descarta tomar en consideración series de televisión dependiendo del personaje, el guion y las circunstancias. Además, ha señalado que cree que la próxima generación de directores está copada de jóvenes talentos con un estilo "propio y único", por lo que mira al futuro de forma "positiva".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento