La CHS pide a los ayuntamientos que limiten los desarrollos urbanísticos en zonas inundables

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Mario Urrea, ha recibido este martes a los alcaldes de los municipios de la Región de Murcia que se vieron afectados por la DANA, a los que ha pedido, así como a la Comunidad, "como competente en la Ordenación del Territorio", que limiten los desarrollos urbanísticos en zonas "de un alto de riesgo" de inundaciones.

Minutos antes de la reunión para explicarles las obras de emergencia que va a llevar a cabo el organismo de cuenca tras las inundaciones del 12 y 13 de septiembre, Urrea les ha solicitado que "sean sensibles a estas situaciones, y en la medida de lo posible, limitar al máximo las mismas".

Así, ha explicado las labores en las que el Ministerio de Transición Ecológica y la Confederación trabajan a corto plazo, como la recuperación de la funcionalidad hidráulica de los cauces y las ramblas y su refuerzo en los casos en los que se vieron dañados, y una actuación a medio y largo plazo, "que es el diagnóstico de la situación de la cuenca del Segura frente a episodios de gran magnitud como el ocurrido en septiembre".

Urrea ha hecho mención al Plan de defensa de avenidas de la cuenca, que se ejecutó en los años 90, "que da una seguridad adicional", pero "se constata que siguen habiendo problemas" para una mayor defensa del territorio.

Entre las prioridades de la CHS, Urrea ha hecho mención a obras de emergencia, como la licitación de obras por importe de 25 millones de euros para la Región de Murcia, y 46 millones entorno a la cuenca. Actuaciones que irán sobre todo a refuerzos de motas, donde se han visto dañadas, y a la recuperación de infraestructuras, especialmente las obras del postravase del Tajo-Segura, "que se vieron muy afectadas y en la reparación de todos estos canales".

Pero también reparar los daños que la DANA de septiembre ocasionó en algunas presas como la de Santomera y Ojós, "para dejarlas en unas condiciones de operatividad total", ha especificado el presidente de la Confederación.

En el caso de Los Alcázares, el presidente de la CHS ha informado de un estudio conjunto realizado con la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), para definir cómo tienen que actuar las dos ramblas principales, que gravitan sobre este territorio, como son la rambla de El Albujón y la de la Maraña.

Al respecto, ha indicado que la rambla de la Maraña debe ser objeto de un deslinde "porque a partir de un determinado momento, la rambla se pierde, y ocasiona que el agua salga sin control, que debemos de recuperar".

Urrea también ha hecho mención a un estudio sobre el drenaje natural de la cuenca vertiente a esta zona. "Se han perdido muchos cauces y ramblizos, que hay que recuperar, para que en episodios de esta naturaleza podamos llevar el agua controlada allí donde nos interese".

Un estudio que será a corto plazo, "cuestión de unos meses", pero la obra que se derive "en función de la carga presupuestaria que suponga, llevará algo más de tiempo".

Sobre el colector norte de pluviales de la ciudad de Murcia, el presidente de la Confederación ha avanzado que a principios de noviembre el Ministerio dará respuesta al estudio de coste y eficacia de la obra, "lo que es cierto, es que no podemos salvar una zona y trasladar el problema aguas abajo".

También ha indicado que estudiarán todo el comportamiento del río Segura, desde Murcia hasta Guardamar (Alicante), en función de que se ejecuten o no todo este tipo de actuaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento