EH Bildu propone la retirada de la reforma de la RGI por su "visión reduccionista" de la violencia machista

EH Bildu ha anunciado que hablará con el resto de grupos de la oposición para proponer la retirada de la proposición de ley para la garantía de ingresos y para la inclusión presentada por PNV y PSE porque cree que se trata de un texto que, "en lugar de corregir las disfunciones que el sistema de RGI ha demostrado tener en materia de género, la lectura reduccionista de las violencias machistas que plantea contagia toda la estructura de la propuesta de ley e impide posibles correcciones mediante enmiendas".
Rueda de prensa celebrada en la Cámara vasca, las parlamentarias de la coalición Nerea Kortajarena y Oihana Etxebarrieta
Rueda de prensa celebrada en la Cámara vasca, las parlamentarias de la coalición Nerea Kortajarena y Oihana Etxebarrieta
ANC-EUROPA PRESS

El Parlamento Vasco aprobó el pasado mes de junio el inicio de la tramitación de la proposición de ley para la reforma de la Renta de Garantía Ingresos. La toma en consideración de esta proposición de ley, registrada por el PNV y el PSE-EE, fue aprobada con la abstención del PP y el voto en contra de EH Bildu y Elkarrekin Podemos.

En una rueda de prensa celebrada en la Cámara vasca, las parlamentarias de la coalición Nerea Kortajarena y Oihana Etxebarrieta han destacado que las personas perceptoras de la RGI "tienen cara de mujer" y han subrayado que "las situaciones de pobreza se concentran sobre todo en las mujeres".

Según ha explicado Kortajarena, al elegir presentar la reforma como una proposición de ley de dos grupos parlamentarios, en lugar de un proyecto de ley del Gobierno, no ha sido necesario presentar el informe de impacto de género preceptivo en cualquier propuesta de ley presentada por el Ejecutivo.

Para EH Bildu, el problema de esta reforma se encuentra en el planteamiento de base porque, "en lugar de corregir las disfunciones que el sistema de RGI ha demostrado tener en materia de género, la lectura reduccionista de las violencias machistas planteada contagia toda la estructura de la propuesta de ley e impide posibles correcciones mediante enmiendas".

"La reforma de la ley debe servir para mejorar la ley actual, para corregir los limites del sistema y sus disfuncionalidades, para mejorar y ampliar su protección y legitimar el sistema", ha subrayado Kortajarena.

En este sentido, ha considerado que la reforma "es necesaria, sobre todo conociendo los datos de pobreza y desigualdades sociales" y, por ese motivo, ha defendido que "no se puede entrar en una fase de reducción de daños de lo erróneamente planteado en la propuesta de ley".

Para EH Bildu, la proposición de ley de PNV y PSE "no ofrece las garantías suficientes" y cree que "cada vez son más claros los indicios de que se trata de un texto erróneamente planteado y de un procedimiento nada adecuado".

Por ello, ha anunciado que va a proponer al resto de grupos políticos la posibilidad de poner en marcha el mecanismo recogido en el artículo 152 del reglamento de la Cámara para la retirada de una propuesta de ley.

Según ha detallado, se trata de un mecanismo que no ha sido utilizado antes en el Parlamento Vasco y no cuenta con precedentes, pero EH Bildu cree que la situación "lo merece".

EL REGLAMENTO

El reglamento permite la retirada de una propuesta de ley que haya sido admitida a trámite, siempre que haya sido solicitada por dos grupos de la cámara y aprobada por el pleno. Por ello, ha explicado que van a hablar con el resto de grupos de la oposición para ver las posibilidades que existen para "activar" este mecanismo.

"Las evidencias de que la situación es insostenible y que las posibilidades de corrección van a ser muy complicadas es evidente", ha indicado.

En este sentido, Etxebarrieta ha alertado de la "falta de seguridad" que supone esta reforma para las mujeres víctimas de violencias machistas, ya que mantiene que la exigencia de que exista una denuncia para poder certificar la situación de violencia y obliga a las mujeres que deseen acogerse a esta prestación a iniciar procesos judiciales destinados a la obtención de pensión alimenticia o la venta de la vivienda familiar.

"Estamos frente a una ley con profundos problemas de base, que pondrá en riesgo la vida de las mujeres supervivientes e incrementará estas limitaciones. Esta propuesta de reforma es muy grave", ha insistido.

TERMINOLOGÍA MACHISTA

Tras afirmar que la ley no tiene en cuenta el marco legislativo del Convenio de Estambul internacionalmente reconocido, ni el marco de la Ley vasca de igualdad de 2005, ha criticado que "está basada en la lectura intrafamiliar de la violencia que hace años se superó, con terminología propia de grupos de la ultraderecha y machistas como Vox".

En este sentido, cree que se basa en una lectura "trasnochada" del Código Penal de 1995 lo que crea "graves problemas", que fueron destacados por el Ararteko la semana pasada en su comparecencia parlamentaria cuando en la que señaló que la reforma "no garantiza el amparo de todas las víctimas".

La parlamentaria de EH Bildu ha explicado que al acotar la violencia machista al hogar, se deja fuera los casos que se registran en el ámbito del trabajo.

"Una de las razones para denegar la RGI es haber dejado el trabajo o haber pedido una excedencia o reducción laboral. Cuando las violencias machistas se dan dentro del empleo y las mujeres se ven obligadas a dejar sus trabajos para poder sobrevivir, no podrían tener ni un salario ni la RGI", ha criticado.

Para EH Bildu, la propuesta de reforma de PNV y PSE "deja a las mujeres cada vez más desprotegidas" porque "no se ha abordado desde una perspectiva feminista ni se ha tenido en cuenta la perspectiva de género".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento