Moreno llama "asno" a Maduro y le culpa de las protestas violentas en Ecuador

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, durante una reunión con dirigentes sindicales en Quito.
El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, durante una reunión con dirigentes sindicales en Quito.
Secom / EFE

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, tildó este lunes de "asno" al gobernante venezolano, Nicolás Maduro, y le culpó de estardetrás de los actos violentos durante las últimas manifestaciones sociales desatadas contra un aumento del precio de las gasolinas, que finalmente tuvo que derogar.

Durante un encuentro con dirigentes sindicales, Moreno insistió, sin dar pruebas, en que sospecha que la financiación de las acciones violentas durante las protestas entre el 3 y 13 de octubre, provino del oficialismo venezolano.

"No nos llega a asombrar la alegría de [Diosdado] Cabello [el número dos del chavismo venezolano], la alegría del asno que gobierna Venezuela [Maduro], la alegría de [Rafael] Correa; definitivamente era porque las manos se habían metido acá", apuntó Moreno en declaraciones reproducidas por el canal Ecuavisa.

El mandatario ecuatoriano dijo sospechar de la aparente satisfacción de los líderes venezolanos por el alzamiento popular en Ecuador, que concluyó con ocho personas muertas del lado de los manifestantes, más de mil detenidos y otro millar de heridos.

Moreno reiteró asimismo sus críticas contra el expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017), su más enconado rival político y a quien ha dirigido sus principales sospechas por los actos violentos de las manifestaciones.

"Estúpido"

Se trata de unas acusaciones que el Gobierno ecuatoriano viene repitiendo desde hace semanas y a las que, este domingo, Maduro respondió llamando "estúpido" al dirigente ecuatoriano, deslindándose asimismo de las manifestaciones antigubernamentales y contra el FMI que han ocurrido en Ecuador y en Chile.

"No dudo, bajo ninguna circunstancia, de que para la agresividad, para el contratar bandas organizadas de criminales a los cuales se pedía que garroteen (apaleen), que asalten, que quemen Quito, hubo dinero extraño", afirmó Moreno.

Durante la cita de este lunes con delegados de la Confederación de Trabajadores del Ecuador (CTE), Moreno recalcó que una de las responsabilidades más importantes del Ejecutivo es la generación de empleo y que por ello ha invitado al diálogo a los sindicatos.

No obstante, el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), la mayor central obrera del país y que no participó en el encuentro de este lunes, ha convocado a una manifestación de protesta para el próximo 30 de octubre.

"Diálogo, no de sordos; diálogo, no de que conversemos de lo que conversemos vamos a un paro. Esa no es la forma de hacer las cosas", recriminó Moreno.

"Hueco fiscal"

Moreno dijo que su Gobierno ha tomado medidas económicas para tratar de mejorar la situación del país, afectada por un "hueco fiscal" muy grande que se heredó del anterior administración de Correa.

Por esa razón, justificó el mandatario, se ha acudido a fuentes de financiación como el Fondo Monetario Internacional (FMI), que en marzo pasado suscribió un acuerdo crediticio por 4.200 millones de dólares.

"Antes [durante el periodo de Correa], cuando se hacían créditos con los chinos, nadie sabía los términos, ahora todo es transparente porque uno de los objetivos de enviar la Ley Económica, es lograr la transparencia, justicia y la optimización de los recursos", acotó el gobernante.

Sobre las manifestaciones y actos de violencia ocurridos durante las manifestaciones, aseguró que tras esas protestas "la Patria queda partida, porque la sensación de las ciudades es de haber sido violentadas" por la actitud de los manifestantes, la mayor parte del movimiento indígena.

"Este es un régimen democrático en el cual se dialoga, se pregunta, se oye, se escucha", agregó Moreno que ha invitado a la mesa de conversaciones a diferentes sectores de la sociedad, menos a los afines al expresidente Correa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento