El verano es la época de más trabajo para las empresas de mudanzas, pero este año los conductores y los mozos no están teniendo problemas de estrés debido a que las mudanzas han descendido un 50%, para lo que suele ser habitual en la época estival.

Al término de los colegios y al comienzo de las vacaciones de verano suele ser la época del año en la que más personas deciden mudarse de vivienda, o bien para mejorar en su hogar o por traslados en los trabajos.

Una mudanza media cuesta 650 euros y dura uno o dos días

Esta fecha, y sobre todo final de mes, es la escogida por los consumidores porque no dificulta el desarrollo en la actividad habitual, aunque las empresas de mudanzas están notando este año que ante la crisis, no hay tanto trabajo.

«Como no se venden casas no hay traslados, y esta situación está directamente relacionada con las mudanzas» comentan desde la empresa Transitrans.

De momento, la actividad fundamental que mantienen las empresas son traslados a los barrios de nueva creación como Arroyo del Moro o la Fuente de la Salud, «que tienen promociones que se vendieron hace varios años y ahora se están entregando» explican desde la empresa Mudanzas Trassierra.

Lo que cuesta el traslado

Cada mudanza es única y el precio varía según los bultos que se tengan, las cajas, el peso de los mismos, la distancia y las dificultades añadidas, como no tener ascensor o tener que meter algún mueble por la ventana.

El precio medio estándar ronda los 650 euros y a partir de ese importe sube el precio según las complicaciones propias de cada traslado.

Las mudanzas se suelen hacer en uno o dos días como mucho, y el tiempo que hay que esperar para hacer el cambio suele ser de una semana, para resolver los permisos especiales de aparcamiento de los vehículos de barrio a barrio.

Hasta la fecha, el 75% de los traslados que se hacen son de viviendas propias, aunque las mudanzas de pisos alquilados se están imponiendo cada vez más.

Competencia desleal

Ante la crisis cualquiera puede sacar algún dinero extra para hacer más llevadero el llegar a fin de mes. Y eso es lo que precisamente están denunciando algunas de las empresas del sector, que ven como merman algunas mudanzas de su lista de tareas, debido al intrusismo y a la competencia desleal.

Con la falta de liquidez algunas personas se dedican a cobrar menos por hacer los portes de los enseres y claro «eso dificulta el trabajo de las empresas que damos puestos de trabajo», explican desde Mudanzas Rocío.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA