El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, ha afirmado hoy, durante la inauguración de las XXII Jornadas internacionales para profesores de catalán , que "los únicos enemigos de la lengua catalana son ciertas actitudes políticas".

Carod-Rovira ha restado importancia a las críticas de los que "únicamente se interesan por el debate político" y ha destacado la trascendencia de la política lingüística impulsada por el Govern para el "bienestar" del catalán.

Usada por el pueblo

Por otra parte, también ha resaltado la "fuerza" de la lengua catalana, ya que lo hablan "más de nueve millones de personas" y "es el décimo país del mundo con el mayor número de traducciones".

Fuera de Catalunya 6.000 personas han seguido alguna clase de lengua o cultura catalana
El vicepresidente de la Generalitat ha insistido en la necesidad de que la lengua vehicular de Catalunya "esté en la boca de todos, porque una lengua no es nada si un pueblo no la utiliza".

En este sentido, considera que "la única manera de evolucionar es extendiendo su uso" y ha recordado que, en el exterior de Catalunya, más de 6.000 personas han seguido alguna clase de lengua o cultura catalana.

"Un discurso pesimista y provinciano no tiene adeptos", porque "la gente no se apunta a lenguas muertas", ha sentenciado Carod-Rovira.