Radovan Karadzic
Radovan Karadzic en una fotografía de archivo de 1995. (REUTERS) REUTERS

Radovan Karadzic, líder de los serbios de Bosnia y uno de los presuntos criminales de guerra más buscado por la justicia internacional, ha sido detenido este lunes, según informó el Consejo de Seguridad de Serbia. Karadzic, en fuga desde hace 12 años, ha sido conducido ante el juez de instrucción de la sala de Crímenes de Guerra del Tribunal del Belgrado.

Está acusado de asesinato de civiles, violaciones, maltratos a la población civil, entre otros
El gabinete del presidente serbio, Boris Tadic, indicó en un comunicado que
"Karadzic ha sido encontrado y está en prisión".

Según informaron las autoridades de Belgrado, el ex presidente de la República serbobosnia durante la guerra de Bosnia (1992-1995) fue arrestado en una operación de los servicios de seguridad serbios. El ex líder político serbobosnio, de 63 años, está inculpado por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) de genocidio en Srebrenica y graves crímenes de guerra cometidos durante el asedio de Sarajevo.

Acusado de genocidio

El Ministerio del Interior serbio informó de que no ha participado en la detención de Karadzic. La detención se produce pocos días después del relevo en la dirección de los servicios de información serbios. Karadzic está acusado de genocidio en relación a la matanza de hasta 8.000 varones musulmanes de Srebrenica en julio de 1995, cuando las tropas serbobosnias conquistaron ese enclave oriental bosnio entonces protegido por la ONU.

Las fuerzas internacionales en Bosnia intentaron en varias ocasiones localizar y arrestarle en el este de Bosnia
Está acusado además de asesinato de civiles, violaciones, maltratos a la población civil, crímenes de lesa humanidad y violaciones de las costumbres de guerra, incluido el asedio de Sarajevo durante los tres años y medio de guerra, en el que murieron miles de personas.

Se le inculpa también de crímenes de guerra por utilizar a 284 soldados de las fuerzas de la ONU (UNPROFOR) como escudo humano cuando el ejército serbobosnio temía, en mayo y junio de 1995, la intervención de la OTAN contra sus posiciones. Las fuerzas internacionales en Bosnia intentaron en varias ocasiones localizar y arrestar a Karadzic en el este de Bosnia, en las zonas montañosas en que se suponía se encontraba.

Ratko Mladic y Goran Hadzic

También, llevaron a cabo en numerosas ocasiones operaciones de registro de casas de supuestos miembros de una red de apoyo a Karadzic y otros acusados de crímenes de guerra por el TPIY. Su esposa, Ljiljana Zelen-Karadzic, hizo en varias ocasiones un llamamiento público para que se entregara voluntariamente.

La captura y extradición de los inculpados por el TPIY es la condición crucial para que Serbia pueda acercarse a la Unión Europea (UE). Todavía hay dos personas que el TPIY reclama a Serbia, y son el ex líder militar serbobosnio Ratko Mladic, y el antiguo líder de los serbios de Croacia, Goran Hadzic.