En la provincia de Granada sólo hay un inspector por cada 21.115 trabajadores

  • La plantilla es de 16 profesionales.
  • CCOO dice que no todos trabajan en la calle.
  • En los países más desarrollados de la UE hay uno por cada 12.000
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA

Cuando se produce un accidente laboral todo el mundo se pregunta dónde estaba la Inspección de Trabajo, que no detectó problemas de seguridad en la obra. Lo mismo ocurre si hay un empleador que explota a inmigrantes sin papeles o que tiene a más personas trabajando de las que dice, sin pagarles la Seguridad Social.

Puede que ese funcionario no de abasto para comprobar las denuncias de sindicatos y empleados, para prevenir y aclarar las muertes en el tajo y evitar fraudes en las empresas. En la provincia de Granada hay sólo 16 inspectores de trabajo y 337.840 empleados en activo (datos de junio de 2008). Esto supone que cada profesional debe velar por 21.115 trabajadores. A éstos hay que sumarle otros 18 subinspectores.

En los países más avanzados de la UE, la proporción es de un inspector por cada 12.000 empleados.

Sin embargo, según denuncia el sindicato CC OO, la situación real es mucho más grave, ya que no todos estos profesionales realizan trabajos en la calle, visitando empresas. Según sus cifras, entre inspectores y subinspectores, Granada cuenta sólo con 18 personas realizando estas tareas a pie de tajo y serían necesarios, al menos, medio centenar.

«No dan más de sí, -explica Francisco Quirós, responsable de FECOMA Granada- pero es necesario un turno de tarde. Los inspectores trabajan hasta las 15 horas pero la actividad sigue después de esa hora».

Además, la escasez de personal impide a los inspectores visitar todos los centros de trabajo que tenga una misma empresa. De esta manera, si en una no se detectan irregularidades, todas las de esta entidad pasan el examen.

Dos meses de retraso

La falta de personal también ralentiza las sanciones. Según CC OO, desde que el sindicato denuncia hasta que la Inspección les remite su informe pueden llegar a pasar dos meses. «Hay veces que cuando la resolución llega ya se ha terminado la obra y se han entregado las llaves», sostiene Francisco Quirós, responsable de FECOMA Granada. Granada no ve ampliada su plantilla de inspectores desde 2005, cuando se produjo el accidente en el viaducto de Almuñécar en el que murieron seis obreros.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento