Casares
Vista de la fortaleza árabe de Casares con el municipio a sus pies. ARCHIVO

La localidad de Casares está situada en un punto estratégico de la geografía malagueña, donde confluyen tres escenarios dispares: la serraría de Ronda, la Costa del Sol y el campo de Gibraltar.

La belleza que le otorgan la blancura de sus fachadas y la peculiar disposición de su trazado urbano, está oficialmente reconocida, desde que en 1978 el Real Decreto de 17 de febrero declarara al municipio conjunto histórico-artístico.

La historia de Casares ha estado marcada por la presencia de distintas civilizaciones, sin embargo es la civilización árabe la que dejó mayor impronta en el municipio.

Cruce de civilizaciones y perfecto maridaje entre la sierra y el mar

El pueblo se asienta sobre la montaña, esparciéndose a los pies de una fortaleza árabe que data del siglo XIII y que hoy está en ruinas.

A pesar de ser un núcleo montañoso, el municipio goza de dos kilómetros de playa y, desde su punto más alto (435 metros), la vista alcanza el Estrecho de Gibraltar.

Esta localidad malagueña está considerada como cuna de la patria andaluza, pues allí, el 5 de julio de 1885, nació Blas Infante, máximo ideólogo del regionalismo andaluz. Actualmente, la casa que le vio nacer, de patrimonio municipal, es un punto de información turística.

La gastronomía casareña también nace de una peculiar unión de sierra y mar. Por un lado, son típicos los platos de interior como el puchero, los productos extraídos del chivo y el pan campero. Por otro, en lo que respecta a la comida costera, se estila el pescado frito, el gazpacho o los productos de la huerta.

Consulta aquí CÓMO LLEGAR A CASARES.