El barrio de Triana se viste de gala a orillas del río para celebrar su Velá de Santa Ana

La cucaña es uno de los momentos centrales de la Velá de Triana.
La cucaña es uno de los momentos centrales de la Velá de Triana.
ARCHIVO

El barrio de Triana ya está engalanado. Se ha puesto sus mejores galas para recibir a miles de sevillanos y visitantes durante una semana en su tradicional Velá de Santa Ana, a la vera del río. La calle Betis se convierte en un hervidero de gente y fiesta.

Como ya es habitual, el Distrito ha preparado un programa de actividades en colaboración con los vecinos que incluye actuaciones musicales, pruebas deportivas, concursos, exposiciones, etc.

La fiesta arrancará esta noche con la gran gala del pregón inaugural, que en esta ocasión será pronunciado por Juan Valderrama Caballero. El cantante, enamorado confeso del barrio, afirma que ha preparado un pregón que le ha salido «de las entrañas, con mucho sentimiento» y que lo rematará «con un cante».

Pero como anticipo al pregón, habrá un concierto dedicado a la copla que será ejecutado por los miembros de la Banda Sinfónica Municipal y donde la cantante Patricia Vela interpretará canciones clásicas en este género como La arriá en Triana, Tatuaje, Hablando con la noche, Mi tango andaluz, Vendi mi alma y La copla en mi voz.

Otras actividades

Haciendo honor a la tradición alfarera propia del barrio, la cerámica también es parte importante de la Velá. Por ello, como en años anteriores, se ha organizado la exposición que exhibe los trabajos que se han presentado al XXIII Certamen de Cerámica de Triana, organizado por el Círculo de Ceramistas. Las obras se pueden visitar desde hoy en la Casa de las Columnas (C/ Pureza, 79) hasta el día 26.

Y mañana, dará comienzo el tradicional ciclo de cine de verano que se instala en la Plazuela de Santa Ana con la película Spiderman 3 (22 h).

  • Hotel Triana. C/ Clara de Jesús Montero. A las 21.30 horas (pregón a las 22 horas). Gratis.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento