Un taxista de Málaga ha sido multado por conducir con pantalones de tipo pirata. La parte más baja de esta prenda queda por debajo de las rodillas y por encima del tobillo.

El importe de la sanción puede llegar a 276 euros. El reglamento municipal del taxi de la ciudad establece que "todos los conductores deberán prestar el servicio aseados y correctamente vestidos y calzados, debiendo llevar prenda superior con mangas, cortas o largas, y como prenda inferior pantalón largo o falda".

El relato de los hechos

Así las cosas, el martes 15 de julio un policía local se aproximó a la parada de taxi del centro de ocio Plaza Mayor en la que Fernando B., el multado, fumaba un cigarro junto a su vehículo.

No querrán que me ponga un pantalón de pana. Seguiré llevando piratas

El agente le pidió el DNI y el carné de conducir, tras lo que le comunicó que iba a denunciarle porque llevaba un "pantalón corto", según publica Sur este viernes.

Fernando conoce la normativa, pero señala que ciertos aspectos son absurdos. "Que se conduzca con la camisa desabrochada o sin mangas, con bañador e incluso con chanclas sí da mala imagen, pero no era mi caso".

"¿Qué hay de malo en llevar un pantalón pirata? A 30 grados de calor no querrán que me ponga un pantalón de pana. Pienso seguir vistiendo piratas. ¿O tengo que morirme de calor?", zanja.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA