La crisis se ceba con el pequeño comercio de Barcelona pero no afecta al de lujo

  • La demanda se frena en zonas como Gràcia o Les Corts.
  • Se dispara en torno a Passeig de Gràcia y Rambla Catalunya por el turismo.

El pequeño comercio tradicional y familiar en Barcelona es el que está notando más la crisis y las tiendas más alejadas del centro, como las de Les Corts o Gràcia, son las que «sufren en mayor medida el receso en el consumo». Por contra, el turismo y la oferta comercial de lujo mantienen al alza la actividad en Passeig de Gràcia y Rambla Catalunya, además de Portaferrissa, Pelai y Portal de l'Àngel.

Así lo revela el último informe de locales comerciales de la consultora Jordà & Guasch, que nota también una «caída del consumo» en los centros comerciales (La Maquinista ampliará la oferta y Glòries se reformará). De hecho, Esquerre de l'Eixample es la zona con más demanda para abrir un comercio (36% del total), precisamente, entre Pau Claris y Balmes y entre Còrcega y Gran Via. Son áreas, con más de 450 locales, muy codiciadas al estar junto a Passeig de Gràcia y Rambla Catalunya, que se disputan las marcas de lujo, con precios de venta de 26.000 euros/m2.

Si bien la mayoría de operadores buscan cada vez más superficies menores por los altos precios del alquiler, en Passeig de Gràcia cada vez se paga más (2.400 euros/m2, igual que en Porta de l'Àngel) porque todas las firmas de lujo quieren abrir allí sus tiendas y sin escatimar en espacio, con locales de más de 200 metros cuadrados. De hecho, marcas como Prada, Abercrombie & Fitch, Ralph Lauren o Tiffany & Co están a la espera para poder abrir allí.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento