Los monjes budistas del Monasterio de Garraf (Barcelona) han presentado el manual 'Live peace', cuyo objetivo es fomentar la concentración en la conducción.

Además, han llevado a la Dirección General de Tráfico (DGT) un "casco tántrico" que incluye un bordado en su interior que representa el mantra de Manjushri. Este mantra ayuda a tomar decisiones correctas ante cualquier imprevisto.

El símbolo budista coincide con la coronilla, "el lugar espiritual por excelencia" según el abad del monasterio, el Lama Dorje Rinpoché. Para el director general de la DGT, Pere Navarro, "las motos forman parte de la vida occidental, y para manejarlas necesitamos ayuda de la filosofía oriental".

La mortalidad entre los motoristas es uno de los asuntos que más peocupa a la DGT.