El 65,4% de los niños que viven en las ciudad considera que los gitanos son malos

  • Una investigación refleja que el 82,1% de los menores que viven en el entorno urbano y comparten clase con ellos cree que son ladrones.
  • En el campo, esta afirmación se reduce al 17,9%.
  • En el lado positivo, el 20% de los escolares dicen que son alegres.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TU CIUDAD
La mayoría de los menores que viven en la ciudad creen que los gitanos son malos.
La mayoría de los menores que viven en la ciudad creen que los gitanos son malos.
ARCHIVO

El 82,1 por ciento de los niños de entre 11 y 14 años que viven en un entorno urbano y conviven con ellos en clase considera que los gitanos "son ladrones y atracadores", un porcentaje cuatro veces menor (17,9%) en el entorno rural.

Las diferencias de la percepción que los niños tienen de esta etnia varían notablemente si viven en el campo o en la ciudad: el 65,4% de los chavales de ciudad creen que los gitanos "son malos o hacen el mal", cifra que se reduce a un 34,6% si los encuestados viven en un pueblo.

Estas son las conclusiones de un trabajo de investigación realizado en el departamento de Antropología Social de la Universidad de Granada por Sonsoles Sánchez-Muros Lozano, y que ha sido dirigido por el profesor Juan Gamella.

Para este trabajo, los investigadores realizaron una encuesta entre 241 niños de 1º y 2º ESO (11-14 años) pertenecientes a 6 colegios de enseñanza primaria de la provincia de Granada, con las más altas concentraciones de alumnado gitano de la Unión Europea, y en zonas donde la presencia de dicha población es de larga tradición y en varios estatus socioeconómicos. En estos centros, 3 de cada 10 alumnos son de etnia gitana.

Hay que trabajar el concepto de igualdad en el aula
La investigación realizada en la UGR pretendía dilucidar la opinión que los niños tienen de sus compañeros de pupitre, mediante una redacción abierta sobre una familia gitana y un cuestionario de respuestas abiertas.

De este trabajo también se desprende que el 39% de los escolares rechazan o condicionan la presencia de compañeros gitanos en clase y les atribuyen, en mayor medida a la media, rasgos negativos como "violentos", "destructores" o "vagos" en proporciones muy superiores a la media global.

Sin embargo, no todo es negativo, a la luz de este trabajo. Un 20% de los niños encuestados considera que los gitanos "son alegres", cifra que se sitúa en el 64% cuando se les relaciona con el arte y se destacan sus cualidades creativas. Además, el 19% consideran que son "muy trabajadores" y se esfuerzan.

La investigadora apunta que sería conveniente utilizar el análisis de redes para la identificación, reclutamiento y formación de líderes de opinión que ejerzan su influencia para cambiar los climas de opinión en las aulas. "Es necesario no enfatizar las diferencias étnicas, ni construir a partir de éstas, sino trabajar el concepto de igualdad de oportunidades en el aula", concluye.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TU CIUDAD

Mostrar comentarios

Códigos Descuento