Mahmud Ahmadineyad asegura que "cortará la mano a los invasores" de Irán

  • Aceptaría la apertura de una oficina de intereses de EE UU en Irán, si lo pide Washington.
  • Irán "está a favor de las relaciones con todos los países".
  • EE UU rompió sus relaciones diplomáticas con Teherán tras el triunfo de la revolución islámica, en 1979.
El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, en su oficina presidencial, en Teherán (EFE)
El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, en su oficina presidencial, en Teherán (EFE)
EFE
El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, afirmó el domingo que aceptaría la apertura de una
oficina de intereses de EE UU en Irán, si lo pide Washington, mientras volvió a advertir de que su país
"cortará la mano a los invasores" en caso de un eventual ataque contra la República Islámica.

Ahmadineyad, citado por la televisión estatal iraní, afirmó que la República Islámica "está a favor del establecimiento de relaciones con todos los países", y que Teherán dialogará con Washington "cuando haga falta, sin intermediarios ni condiciones previas". El presidente iraní subrayó, sin embargo, que Estados Unidos "no ha hecho ninguna petición" al respecto.

EE UU, rompió sus relaciones diplomáticas con Teherán tras el triunfo de la revolución islámica, en 1979, que derrocó al Sha Mohamad Reza Pahlavi, y desde entonces la embajada suiza en esta capital se encarga de los intereses estadounidenses en Irán.

"Maniobra política"

La tensión ha ido aumentando entre Irán y EE UU en las pasadas tres décadas debido a las acusaciones de Washington contra Teherán de apoyar al terrorismo, de intervenir en los asuntos de Irak y Líbano y de desarrollar un programa atómico para fines militares, lo que rechazan los iraníes. Algunos medios de comunicación norteamericanos señalaron hace un mes que Washington estudiaba abrir una oficina de intereses en Irán.

El Gobierno iraní calificó entonces esas informaciones como "maniobra política", mientras que varios responsables próximos al régimen expresaron sus temores por la posibilidad de que el objetivo de Washington sea contactar de forma directa con los grupos opositores activos en Teherán.

La tensión aumentó aún más en las últimas semanas tras las amenazas iraníes de "abrasar" Israel y la fuerza naval de EE UU en el golfo Pérsico, en caso de un ataque de esos dos países contra las instalaciones atómicas iraníes. El domingo, el propio Ahmadineyad advirtió de que "los iraníes cortarán la mano a los invasores", en caso de un ataque contra las instalaciones nucleares de Irán.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento