Imanol Agirre
Imanol Agirre, pelotari R. B.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de Bilbao?

La ikastola de El Karmelo, a la que iba. Viví en Bilbao hasta los ocho años y tengo buenos recuerdos. Después, fuimos a vivir a Artea.

La mejor banda sonora para disfrutar de la ciudad es...

No soy de escuchar música. Ni siquiera en la radio. Para disfrutar de Bilbao, creo que es mejor el silencio.

Cuando cierra los ojos y piensa en la capital, ve...

Ahora, la parte nueva de Abandoibarra, el museo Guggenheim, Uribitarte... No voy mucho a Bilbao, y creo que, por eso, es lo más me llama la atención.

¿Qué época del año le sienta mejor a Bilbao?

La primavera, si no llueve mucho.

¿A qué huele Bilbao?

Huele a limpio. Hace unos años olía a sucio, a fábricas. Ahora el aire es más puro.

¿A qué sabe?

A pintxos y a potes. Creo que siempre que voy a Bilbao caen un par de pintxos y de potes.

Las mejores vistas de todo Bilbao están en...

Desde Mallona, –yo viví al lado–, hay buenas vistas, pero supongo que para ver todo Bilbao es mejor desde Artxanda.

Ama Bilbao...

Amar, amar... no sé. Sí me gusta, pero para ir sin tener que hacer obligaciones, papeleo...

Pero le desquicia...

El caos que es Bilbao cuando tienes que hacer recados. Sin poder aparcar y el tráfico.

¿Cuál fue su último viaje en Metro?

En Aste Nagusia.

¿Qué edificio bilbaíno no se cansa de admirar?

El edificio La Bolsa del Casco Viejo. Siempre que paso por ahí, me llama la atención y me quedo mirándolo.

¿Cómo es el bilbaíno?

No lo tengo encasillado. Creo que es muy diferente el que va al Casco Viejo al que sale por Pozas. Aunque no son ni mejores ni peores.

¿En qué lugar le gustaría que esparcieran sus cenizas?

En el mar, o en un río.