Corría el año 1978 cuando la Escola de Gaitas de Ortigueira, creada pocos años antes, decidió dar salida a toda su creatividad y empuje con un festival. Ni cortos ni perezosos sus miembros trabajaron a destajo para celebrar la primera edición del Festival Internacional do Mundo Celta, un proyecto ambicioso que ahora cumple 30 años.

Tres décadas después y tras etapas muy diferentes y hasta varios experimentos musicales, el certamen regresa a sus orígenes apostando por lo mejor de la música folk y con más historia a sus espaldas. Es decir, veteranos artistas y bandas del mundo celta (Irlanda, Bretaña, Escocia...) protagonizan la edición de la tradición y el sentido común.

Experimentos 

Porque en los 22 festivales celebrados en estos 30 años (desde el 88 al 94 no se organizó) ha sonado desde flamenco hasta folclore mediterráneo de lo más ajeno a la tradición más gaiteira. La edición de 2007 ya supuso el abandono, casi total, de esta experimentación y logró volver a situar la música en el epicentro de un festival que, pese a atraer a 100.000 personas todos los años, perdió público en los conciertos.

Quizás un toque de atención a la organización para que se dejase de propuestas alejadas del folk celta. Así que este año manda la tradición. La fiesta musical arrancó ayer con tres grupos gallegos, las cantareiras Malvela, Xochilmica (ganador del certamen Runas hace tres años) y la Banda das Crechas. Continúa esta noche con la Escola de Gaitas de Ortigueira, la orquesta folk de Vigo Sondeseu, las finlandesas Värttinä y lo más exótico del festival, los alemanes 17 Hippies.

Veteranía

Mañana lo más novedoso lo pone la joven formación gallega Odaiko Percussion Group, que al ritmo de sus tambores (y de los de la National Youth Pipe of Scotland, que actúan de primeros) ofrecerá un rotundo comienzo de la noche. Tras la juventud, la veteranía de la mano de tres nombres con solera en esto del folk celta: los escoceses Boys of the lough, que tras más de 40 años sobre los escenarios poco tienen de chicos; los irlandeses Moving Hearts, con 27 años de andadura, y los gallegos Fía na Roca, con 16 años a sus espaldas.

La clausura llegará el domingo con los bretones Bagad Bro Kemperle, Uxía, el leonés Eliseo Parra y los irlandeses The Dubliners, con casi medio siglo de historia.

Los otros escenarios

El Festival de Ortigueira no sólo apuesta por la música por la noche. El día trae diversas propuestas al público más activo.

Otras artes. Habrá más música con el certamen Runas y el concierto de Emilio Rúa en el Teatro de Beneficencia, donde también actuará el actor Carlos Blanco. Además, habrá títeres y dos exposiciones.

Desfile de bandas. Una cita ineludible. El domingo (12.00 horas), saldrán del Ayuntamiento bandas de gaitas de Galicia, Escocia y Bretaña para recorrer el pueblo. Todas las tardes actuarán en la plaza de Isabel II.

* Alameda de Ortigueira (A Coruña). Viernes, sábado y domingo, a las 22.00 horas. Entrada gratuita.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA