Record solidario
Varios peñistas entre los niños con los que trabaja África Arcoiris.

La Coordinadora de Peñas de Valladolid ya conoce cuál será su próximo reto para las fiestas de la Virgen de San Lorenzo, que se celebrarán del 5 al 14 de septiembre.

Este año la oportunidad de entrar en el Libro de los Récords está más cerca que nunca ya que la prueba elegida no se ha hecho y ha sido recomendada por los creadores de esta publicación.

«Se trata de formar una fila lo más larga y recta posible en la que los participantes se pasen de uno a otro una piruleta con la mano y se la metan en la boca», informó Juan, de la Coordinadora.

Para que todo esté correcto y se desarrolle de la manera más formal posible, los peñistas traerán a un juez del Guinness que se encargará de controlarlo todo. «Si hay una buena organización entraremos en el libro», añadió.

Este reto tendrá lugar el primer domingo de ferias y será casi la única actividad grande de ese día para concentrar todos los esfuerzos en ella. Las inscripciones comenzarán a partir de las 11 horas y todos los que
se apunten recibirán un refresco, un pañuelo de peñista y la piruleta. Además, habrá hinchables para los más pequeños.

La Coordinadora pide a los que quieran participar que se inscriban porque, si no, su presencia no cuenta para el récord ni para la recaudación solidaria a favor de la ong África Arco Iris. Este año los patrocinadores darán, cada uno, 8 céntimos por cada inscrito.

Varios miembros de la Coordinadora han conocido de primera mano cómo trabaja la ong a la que donan el dinero.

Conocen de cerca el resultado del esfuerzo

Varios miembros de la Coordinadora de Peñas viajaron en junio a Costa de Marfil. Más allá de la pura diversión, los intentos de conseguir nuevos récords cada año tienen un fin solidario del que es beneficiaria la ong África Arco Iris.

La Coordinadora de Peñas lleva trabajando varios años. Por eso varios peñistas han podido comprobar de primera mano en qué se están invirtiendo, por ejemplo, los 3.000 euros que consiguieron recaudar en las fiestas pasadas.

Los niños de Costa de Marfil, que pudieron reírse con un payaso gracias a este viaje, son el mejor ejemplo de que el esfuerzo vale la pena.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID