Sarzoy, en la Eurocámara
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, saluda divertido al eurodiputado de los verdes Daniel Cohn Bendit (REUTERS).
La sombra de Carla Bruni es muy alargada. Y si no que se lo digan a su marido y presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, que ha visto como su famosa esposa se convertía en la estrella ausente del debate en el Parlamento Europeo.

Aunque su próximo disco (el primero desde que se convirtió en primera dama de Francia) no sale a la venta hasta mañana, varios eurodiputados citaron durante sus intervenciones los títulos de canciones de la cantante y ex modelo, e incluso parafrasearon sus letras. Sarkozy, lejos de molestarse, mostró su mejor sentido del humor y prometió enviar discos firmados por su mujer.

Transmitiré a la interesada su aprecio y estoy seguro de que le dedicará su último disco

El fuego lo abrió el líder del grupo de los liberales, el británico Graham Watson. Cuando el presidente de la Eurocámara, Hans-Gert Poettering, iba a interrumpirle por exceder su tiempo de palabra, Watson se pasó al francés.

"Sé que llego al final de mi tiempo, pero ante el marido de la señora Carla Bruni quiero que me conceda 60 pequeños segundos para mi último minuto", apuntó, parafraseando una de las letras de la cantante. La intervención provocó risas entre los parlamentarios.

En la misma tónica siguió el copresidente del grupo de los verdes, Daniel Cohn-Bendit, que aludió en su intervención a una de las canciones del último disco de Bruni (Comme si de rien n'était), que compara la pasión amorosa con la droga y que ha provocado una polémica diplomática con Colombia.

"Una droga que compartimos"

"Su voluntarismo europeo, su ambición por Europa, es un desafío que nosotros los verdes europeos compartimos. Parafraseando una canción que usted conoce, es una droga que compartimos", dijo Cohn-Bendit.

En el turno de réplica, Sarkozy se dirigió a Watson y le felicitó por tener el mismo gusto musical que él. "Transmitiré a la interesada su aprecio y estoy seguro de que le dedicará su último disco", aseguró, entre las risas de los eurodiputados.

Comme si de rien n' était (Como si nada), el tercer álbum de la cantante y ex modelo, de 40 años, contiene 14 canciones, la mayoría escritas por ella, en las que habla de los numerosos amantes que han jalonado su vida y su nostalgia por el paso del tiempo, en un estilo que va del pop al "bluegrass", con toques de jazz.