Jerónima Blanco Oviedo y su hijo Fernado Cabo Blanco
Jerónima Blanco Oviedo y su hijo Fernado Cabo Blanco. ICAL
Los arqueólogos de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) hallaron a primera hora de ayer jueves, a la afueras del barrio de Flores del Sil, en Ponferrada (León), una fosa común en la que se encontraban los restos de Jerónima Blanco Oviedo que falleció a los 22 años de edad, junto al
cadáver de su hijo, Fernado Cabo Blanco, de tan sólo tres años.
Las represalias contra éste continuarían con el asesinato de dos de sus hermanos y de su cuñado

Ambos fueron asesinados extrajudicialmente por un grupo de pistoleros de la Falange el 23 de agosto de 1936 como represalia por la huida de Isaac Cabo Blanco, marido y padre de la víctima, y que no se encontraba en su domicilio desde el comienzo de la contienda.

Desde la Asociación señalan que la información aportada por la familia ha permitido saber que Jerónima Blanco estaba en avanzado estado de gestación en el momento de su muerte. Asimismo puntualizan que la ARMH ha podido completar la investigación gracias a la documentación hallada en el proceso judicial al que fue sometido Isaac Cabo Blanco, una vez detenido por las tropas franquistas tras la caída del frente republicano en Asturias.

Las represalias contra éste continuarían con el asesinato de dos de sus hermanos, Demetrio y Victorino, y de su cuñado Salvador Blanco, todos ellos ejecutados sin proceso alguno en los meses posteriores a la algarada militar.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LEÓN