El consumo de alcohol sigue estando detrás de las desgracias que tienen lugar cada día en la carretera. Según la memoria de la Fiscalía de Seguridad Vial de Córdoba, el año pasado se tramitaron 502 causas por conducción etílica, más del triple de las registradas en 2006, cuando se gestionaron 156 causas.

De ese medio millar de delitos tramitados en 2007, 368 acabaron en juicios rápidos, mientras que el resto requirió diligencias previas. Otra de las conclusiones de esta memoria es que cada día 27 cordobeses sufren algún tipo de herida generada por los accidentes de tráfico. 

368 delitos acabaron en juicios rápidos, mientras que el resto requirió diligencias previas
Así, el año pasado se produjeron 10.133 lesiones imprudentes, 1.853 más que el año anterior cuando no llegaron a las 8.300, por lo que en 2007 hubo una media de cinco heridos más al día por este motivo que en 2006. Además,
es un 22% superior a la cifra de causas llevadas por el Ministerio Público en 2006 en la provincia cordobesa.

La peor tragedia que puede ocurrir en la carretera, es decir, la muerte, fue la protagonista en siete causas tramitadas por homicidio imprudente. No obstante, esta cifra no varía respecto a 2006.

Temerarios al volante

Asimismo, la Fiscalía tramitó 32 causas por conducción temeraria en 2007 por lo que, según el informe, se produce también un «notable incremento» respecto a 2006 cuando el fiscal trabajó sobre 20 asuntos relacionados con este motivo. Del medio millar tramitado en 2007, 368 lo hicieron por diligencias urgentes y el resto por diligencias previas.   

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA