Gorilas en el Bioparc
Este gorila apocado tendrá una novia de lo más descarada. EFE

Tres inquilinos, cada uno de su padre y de su madre, en una misma cueva. Es una de las sorpresas con que se topan los visitantes del nuevo zoo de Valencia.

El Bioparc ha abierto un nuevo espacio en el área de África Ecuatorial de más de tres mil metros cuadrados donde habitan tres gorilas, entre otros primates.

El ébola amenaza a estas especies en su espacio natural
La timidez del gorila macho espalda plateada
Mambie, un ejemplar de 17 años que apenas sale de su cueva por "temor al espacio", contrasta con el desparpajo de las hembras, Dorle, de 38 años, y Fossey, de 8, que se acercan hasta los cristales donde está el público e incluso les imitan algunas carantoñas.

Humedales, paredes de cristal y ventanas son barreras naturales entre los gorilas y los visitantes, que tienen la posibilidad de acercarse a través del interior de un tronco de árbol caído y observar a los ejemplares desde distintas ubicaciones.

Los veterinarios quieren que la gorila más joven le tire los tejos al macho vergonzoso
Estos tres ejemplares son de la especie de costa, que está críticamente amenazada, no solo por la deforestación o el comercio ilegal, sino porque el virus del ébola ha causado la muerte a grandes cantidades de gorilas y chimpancés en los bosques africanos de donde son originarios.

Este verano podrían llegar otros dos gorilas (un macho y una hembra) y se podrían formar dos grupos, uno reproductor y otro de solteros. Los veterinarios confían en que el macho y la hembra joven se hagan novietes.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA