Tres operarios de las piscinas del polideportivo municipal de Deusto resultaron heridos leves ayer por una fuga de cloro en las instalaciones. Los tres afectados, junto a otros tres trabajadores, estaban realizando obras en las instalaciones.

Fortuitamente, una tubería que transportaba cloro sufrió una fisura a las 11.00 horas y por ahí salió el gas provocando una nube tóxica. Los tres operarios que llegaron a inhalar cloro fueron atendidos in situ por personal sanitario. Los bomberos se presentaron en el lugar y arreglaron la rotura dos horas más tarde.

El cloro provoca irritación en el sistema respiratorio. En estado gas irrita las mucosas y en estado líquido produce quemaduras en la piel. Si la exposición a este elemento es alta, puede aparecer líquido en los pulmones o edema pulmonar. En muy elevadas concentraciones puede llegar a producir la muerte. 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO