Guardia Civil se incauta de droga
Los agentes inspeccionan los fardos de hachís. guardiacivil.org

La Guardia Civil ha detenido a un ciudadano francés cuando navegaba en aguas de Cabrera a bordo de un yate en el que transportaba dos toneladas de hachís.

La captura del buque se produjo la semana pasada tras una operación iniciada hace meses contra unos narcotraficantes que desveló una vía de entrada de droga por mar en un barco de recreo.

La vigilancia permitió identificar a un ciudadano francés que habitualmente navega por aguas internacionales cambiando periódicamente de nombre, matrícula y pabellón.

La Guardia Civil intervino 66 fardos de droga, una pistola y matrículas falsas

Una vez localizado el yate junto a Cabrera y ante la sospecha de que podría transportar drogas, la Guardia Civil interceptó el buque y lo llevó hasta Palma.

Allí halló 66 fardos con 2.000 kilos de hachís, una pistola con 46 cartuchos, un ordenador portátil, 6 móviles, y pegatinas utilizadas para cambiar el nombre y matrícula del barco.

Los guardias intervinieron distintos rótulos pegatina que utilizaba el arrestado para sustituir de manera rápida el nombre de la embarcación y la matrícula.