Más de 10.000 personas han sido evacuadas en las últimas horas en el norte de California (oeste de EE UU) a causa de los incendios, avivados por los fuertes vientos y elevadas temperaturas de la zona.

El fuego ha destruido unas 60 viviendas y ha causado 16 heridos

Las evacuaciones afectan especialmente a localidades del condado de Butte, situado a unos 120 kilómetros al norte de la ciudad de Sacramento, donde el fuego ha arrasado unas 20.000 hectáreas y ha destruido unas 60 viviendas, además de causar 16 heridos.

El fuego en esta zona boscosa, cuya intensidad ha aumentado significativamente en las últimas 48 horas, amenaza ahora a las comunidades de Jarbo Gap, Yankee Hill y Big Bend, después de que las llamas se hayan desplazado hacia el sur.

278.000 hectáreas afectadas

El fuego ha obligado también a cerrar todas las carreteras cercanas y parcialmente la autopista 70, que conecta varias poblaciones de la zona.

1.459 incendios se mantienen bajo control

En el último comunicado emitido por las autoridades se informa de que el número actual de incendios se eleva a 1.781, de los cuales 1.459 se mantienen bajo control y 322 siguen activos, con más de 278.000 hectáreas afectadas.

Casi 20.000 personas están trabajando en las tareas de extinción de los incendios, que han destruido un centenar de viviendas, mientras que otras 13.500 se encuentran amenazadas.