Maria Carré, la cooperante gerundense detenida por homicidio imprudente tras tener un accidente con el coche que ella conducía en El Salvador donde murieron dos cooperantes salvadoreñas, será hoy puesta en libertad. El accidente sucedió el lunes cuando Maria perdió el control del vehículo, una ranchera, por culpa de la lluvia y el suelo resbaladizo.

En el vehículo también iban tres cooperantes gerundenses más, Zaida Vidal, Núria Ponsatí e Iria Gibert, que sufrieron heridas leves.

Ayudaban a escuelas y guarderías locales

"Según las últimas informaciones que nos ha dado la ONG con la que cooperaban, Banyoles Solidària , Maria será hoy dejada en libertad", aseguró esta mañana Xavier Vidal, padre de Zaida.

Las dos mujeres muertas eran la presidenta y vicepresidenta del proyecto

Zaida fue dada de alta ayer del Hospital Nacional de San Francisco Gotera, mientras que Núria e Iria siguen ingresadas. "Sufren pequeños golpes y quemaduras, pero sus vidas no corren peligro", aseguró Vidal. Zaida Vidal vive en Serinyà, Núria Ponsatí en Banyoles y Maria Carré e Iria Gibert en Figueres.

Tres representantes de Banyoles Solidària y familiares de las chicas llegaron hoy al país para decidir si las jóvenes vuelven a Girona o siguen con el proyecto que consistía en ayudar a escuelas y guarderías locales.

"Es muy difícil que siga, ya que las dos mujeres muertas eran la presidenta y vicepresidenta del proyecto", explicó el padre de Zaida.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GIRONA