Angelina Fares
La modelo drusa Angelina Fares. (Foto: REUTERS) REUTERS

El sueño de Angelina Fares era ser modelo. Hace un año, cuando contaba 17 años, se presentó al concurso de Miss Israel. Era la primera mujer drusa que lo hacía, pero no pudo culminar su sueño. Las amenazas de muerte provocaron que se retirara, informa el diario El Mundo.

Los drusos son una minoría religiosa, una rama poco conocida del Islam, que habita, principalmente, en el Líbano, Israel, Siria, y Jordania.

Su familia, aldea y jerarcas religiosos no aprobaron sus desfiles ligera de ropa

Pertenecer a esta minoría es lo que provocó que la joven modelo abandonara su sueño, pues su familia, aldea y jerarcas religiosos no aprobaron sus desfiles ligera de ropa.

Cuando se presentó al certamen, comenzaron las amenazas de muerte, en las que la acusaban de "violar el honor de la familia". La policía israelí detuvo a tres drusos, a los que acusaron de planear su asesinato, y entre ellos se encontraba un tío de Angelina.

Control sobre las mujeres

"Ellos tenían miedo de que otras drusas siguieran mi ejemplo; no quieren perder el control sobre las mujeres", dice la joven, que explica que a pesar de que sus padres sí querían que se presentara al concurso, "la presión era insoportable" y tuvo que retirarse.

Ahora, un año después, Angelina quiere volver y convertirse en modelo o actriz. Y esta vez, dice, no piensa ceder.