Turistas
Un grupo de turistas. 20MINUTOS.ES
La afluencia de turismo internacional a España subió un 3,5% de enero a mayo de este año, informó este jueves el secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, quien agregó que la industria turística resiste mejor la situación económica que otros sectores.

La crisis en el turismo se notará en la contención del gasto
El representante estatal, que firmó un convenio de colaboración estadística con el Gobierno canario, agregó que el último estudio realizado por su departamento, en el que se incluyen los datos recabados por las oficinas españolas en el extranjero, revela que el gasto de las vacaciones está "muy interiorizado" y las
familias prefieren renunciar antes a otros desembolsos.

Por ello, se espera que este año suba ligeramente la entrada de extranjeros y pase de los 59,2 millones de visitantes recibidos en 2007 a algo más de 60 millones a final de 2008, aunque la situación económica se notará en la contención del gasto.

Signos de amenaza

A pesar de la resistencia del turismo, prosiguió, existen signos de amenaza como el precio de los combustibles, los tipos de interés, el pesimismo de los consumidores y la inflación.

En este sentido, explicó que la subida de los precios se debe a diversidad de factores como el incremento del precio del petróleo, que ha aumentado un 83% en un año, y el de algunos productos agroalimentarios, que han subido hasta un 60%.

La inflación es perjudicial para la competitividad en general y para el turismo en particular, aunque también habrá que tener en cuenta el diferencial con Europa, que por ahora no es demasiado, apostilló Mesquida, quien confió en que el IPC se estabilice a mediados del próximo año.