Silvio Berlusconi
Silvio Berlusconi en una imagen tomada en la cumbre del G-8 en Japón. (Foto: Issei Kato / REUTERS) REUTERS
El Parlamento Europeo (PE) expresó este jueves su rechazo a los planes del Gobierno italiano para la identificación de los gitanos en el país y consideró que la toma de huellas dactilares constituiría un acto de discriminación étnica.
Piden a Roma que no utilice las huellas ya recopiladas

El pleno de la Eurocámara respaldó por 336 votos a favor, 220 en contra y 77 abstenciones una resolución presentada por diputados de los grupos Socialista, Liberal, Verde y de la Izquierda Unitaria. Previamente, la cámara rechazó una petición del Partido Popular Europeo para no llevar a cabo la votación.

Además, piden a Roma que no utilice las huellas ya recopiladas a la espera de que la Comisión Europea evalúe las medidas que tiene previsto tomar el Ejecutivo de Silvio Berlusconi.

Violación de derechos fundamentales

El PE considera "inadmisible que, con el objetivo de proteger a los niños" que pregona Italia "se violen sus derechos fundamentales y se les criminalice".

La Comisión Europea quiere conocer al detalle la finalidad de las medidas

El comisario europeo de Justicia e Interior, Jacques Barrot, que intervino ante el Pleno, anunció que Bruselas recibió anoche "una primera respuesta" de las autoridades italianas a su petición de más información sobre las medidas de emergencia que ha planteado.

Según explicó, el ministro italiano del Interior, Roberto Maroni, le ha comunicado que la toma de huellas dactilares sólo se llevará a cabo si no hay otra forma de identificar a los individuos.

Barrot aseguró que la Comisión Europea se mantendrá "vigilante" y quiere conocer al detalle la finalidad de las medidas emprendidas por Italia, el procedimiento por el que se harán efectivas y la forma en la que se guardarán los datos recopilados.