Un vídeo ha demostrado que los dos perros que cayeron desde un décimo piso en Arrigorriaga la pasada semana se tiraron motu propio, y no arrojados por su dueño.

La Policía Municipal estaba segura de la segunda hipótesis , hasta que visualizó el vídeo grabado por un vecino del barrio de Abusu, según publica hoy El Correo . En este documento visual, según informan los agentes, se ve claramente que los canes saltaron solos, y no empujados por ninguna persona.

"Al ver el vídeo la investigación dio un giro", explica un portavoz de la guardia local. La Policía había abierto un expediente contra el dueño de los canes, de 63 año, por maltrato animal. Además, estaba pensando llevar el caso por la vía penal.

El piso del dueño estaba en estado de abandono

Al inspeccionar la casa del propietario de estos animales, situada en la zona de Santa Isabel, los agentes de la Guardia Urbana constataron el estado de abandono en el que se encontraba el piso, en el que se acumulaban numerosas heces, ya secas, de estas mascotas.

Sin embargo, el jefe de la Policía Municipal ha explicado que nunca habían recibido quejas del trato que este hombre procuraba a sus animales o de malos olores procedentes de esta vivienda.

Algunos vecinos del hombre apuntan a que si los perros se tiraron a la calle es "porque estarían muertos de hambre".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO