San Fermín 544
Imagen de la procesión de San Fermín.

Cientos de niños, acompañados de padres y abuelos, han arropado a San Fermín en el día que el programa oficial de actos de las fiestas dedica a los más pequeños y le ofrecieron flores en la celebración que tuvo lugar en el Rincón de la Aduana, junto a la iglesia de San Lorenzo.

A los santos no los puso Dios para admirarlos, sino para imitarlos

En el acto, presidido por el párroco de San Lorenzo, Jesús Labari, no faltaron las
jotas con el grupo Gracia Navarra y la rondalla Ecos del Arga, bajo la dirección de Elena Leache.

Poco antes de las 11 de la mañana se acercó la réplica del Santo al Rincón de la Aduana y fue vitoreada con 'vivas' y 'goras' por parte de los asistentes. Cerca de un millar personas, vestidas de blanco y rojo, alzaron las flores, que después depositaron junto a San Fermín.

Jesús Labari resaltó en su homilía "que a los santos no los puso Dios para admirarlos, sino para imitarlos", y aseguró que es un "orgullo tener un santo como San Fermín, pamplonica, navarro y español", comentó. Labari estuvo acompañado por el vicario general, Luis Oroz, y el sacerdote Santos Villanueva.

Una vez terminada la celebración, siete niñas y cinco niños de entre ocho y once años, subieron junto a la efigie del Santo para formular diversas peticiones en castellano y en euskera.

CONSULTE AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PAMPLONA