Príncipes en la Expo
Los Príncipes de Asturias saludan durante su visita hoy a la Exposición Internacional de Zaragoza. (EFE) EFE
Los Príncipes de Asturias se han mostrado "encantados de poder venir otra vez" a la Exposición Internacional Zaragoza 2008 y han comentado que este evento es una oportunidad para aprender y pasarlo bien. La de hoy ha sido la
tercera visita de don Felipe y doña Letizia al recinto de la muestra.

Hoy hemos hecho un pequeño periplo por toda España

Sus Altezas Reales han recorrido en una visita informal el pabellón de Comunidades Autónomas desde la zona de la vertiente mediterránea a la zona de la vertiente atlántica. "Hoy hemos hecho un pequeño periplo por toda España, viendo los pabellones de todas las Comunidades Autónomas y realmente ha sido interesante y bonito, porque se ve de una manera muy sintética cómo hay tantas visiones y soluciones que se pueden compartir en la gestión del agua y en la preocupación del agua".

Los Príncipes, estuvieron acompañados por el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, y por el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch. Cada uno de los pabellones quiso obsequiar a los Príncipes con algo representativo de su tierra.

Regalos en las Comunidades Autónomas

El recorrido comenzó por Melilla, que celebra esta tarde su Día de Honor. En este pabellón fueron recibidos por el presidente de de la ciudad autónoma, Juan José Imbroda. En el Pabellón de Canarias, los Príncipes de Asturias recibieron como regalo una pequeña escultura, con forma de gota de agua, realizada con bronce por el artista Manolo González.

El recorrido comenzó por Melilla, que celebra esta tarde su Día de Honor

La Comunidad Valenciana les entregó unas gafas de sol, que reciben todos los visitantes, y dos juegos de agua para las infantas Leonor y Sofía. En Murcia fueron más originales y ofrecieron a Don Felipe y Doña Letizia unos vasos comunicantes unidos por hilos.

Del País Vasco se llevaron unos delantales, y de Navarra los típicos pañuelos rojos de fiestas, aprovechando la celebración de los sanfermines, así como una herrada, antiguo recipiente que se utilizaba para el transporte del agua. En el Pabellón de Andalucía hicieron un breve receso para tomar un aperitivo. Los Príncipes recibieron unas botellas de vino en el espacio expositivo de La Rioja, mientras que Asturias les acogió con una degustación de paté de oricio, fabada y miel. En Extremadura les obsequiaron con un libro como recuerdo.

La visita

Una peculiar cascada de 410 botellas, de la colección de Oliver Rodes, de la que arranca un río, cuyo cauce simula el pabellón, les recibió en Cataluña. Se fijaron expresamente en Cantabria en unos rudimentarios esquís con "barajones", un singular reloj de agua y el pico del que arrancan los afluentes que desembocan en el Cantábrico, el Mediterráneo y el Atlántico. Baleares, una tierra muy conocida por los Príncipes, les mostró sus paisajes.

En el Pabellón de Aragón fueron invitados a una comida
En Castilla-La Mancha lo que más llamó su atención fue el ingenio de Juanelo Turriano que en el siglo XVI llevó el agua del Tajo al Alcázar de Toledo, y en Madrid la historia y los entresijos el canal que en esa misma época y con el nombre de Isabel II hizo que la capital tuviera agua procedente del Lozoya. Galicia les enseñó las 3.200 muestras de agua recogidas en sus 315 ayuntamientos. Ceuta, en donde se fijaron en el montaje de un "ceutil" (moneda de la época portuguesa) cayendo en el agua. -También les ha llamado la atención la estatua de agua creada por el artista de origen alemán Julius Popp y el protagonismo del río Duero en el pabellón de Castilla y León.

Finalmente, tras ser obsequiados con diversos objetos en el resto de pabellones, entraron, sobre las 14.30 horas, en el Pabellón de Aragón, comunidad anfitriona de la Muestra Internacional, donde fueron invitados a una comida.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TU CIUDAD