La madre del joven dominicano que esta semana está siendo juzgado en la Audiencia de Tarragona acusado de matar a su hijastro porque no le dejó terminar una partida en la consola, también ha señalado este miércoles la adicción al juego como responsable del comportamiento de su hijo.


La madre de Luigi ha dicho que el joven estaba "horas" jugando, incluso hasta las seis de la madrugada
Durante la segunda sesión del juicio con tribunal popular, la madre de Luigi, Facunda D.G., ha dicho que el joven estaba "horas" jugando, incluso hasta las seis de la madrugada, y que se ponía "muy nervioso". La mujer ha afirmado que su hijo "dormía poco y jugaba mucho" y ha negado que su hijo sea agresivo.

"Obsesionado" pero "nunca" pegó al niño, según amigos del acusado

También ha declarado este miércoles el primo del acusado y un compañero de piso, quienes han subrayado que el acusado jugaba mucho a la consola y que estaba "obsesionado" con terminar la partida. Respecto a su comportamiento, han dicho que "a veces" era violento, pero refiriéndose más a su actitud verbal que no a agresiones físicas ya que han asegurado que "nunca" le han visto pegar al niño.

Los agentes de policía han definido al acusado como "tranquilo", "impasible" y "distante", el día de los hechos
La jornada se ha iniciado con la declaración de los agentes que participaron el día de los hechos, que han afirmado que en ese momento se mostraron extrañados por la actitud del acusado que definieron como "tranquilo", "impasible" y "distante". Según relataron, el día de los hechos la Policía Local de Reus fue alertada de unos gritos cerca de la Plaza del Mercadal y una vecina les explicó que "había pasado algo" con un bebé y que estaban en el hospital.

Han vuelto a increpar al acusado

Una vez allí, la madre del niño se encontraba con un ataque de nervios, y el padrastro y familiares con actitud "intimidante" contra el acusado. Este, según ha explicado un policía, les dijo que el niño se había caído de un mueble, pero cuando fueron a ver la habitación del domicilio observaron que no había ningún elemento mobiliario con esas características y, al observar la contradicción detuvieron al joven por la muerte del niño.

Como ayer, varios familiares de la víctima han increpado al joven al llegar al Juzgado, aunque las fuerzas de seguridad han incrementado el número de efectivos para evitar incidentes. Durante estos días, la vista se ha celebrado sin público y solo se ha dejado asistir a la madre de la víctima.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TARRAGONA.