Acaba de salir de trabajar y se dirigía a su casa. No iba ni a 60 kilómetros por hora cuando sintió un roce leve, que le confirmó el sonido que hicieron las monedas que llevaba sobre el salpicadero.

El conductor que manejaba el camión que derribó el pasado lunes el puente peatonal sobre la A-7 en Mijas , que prefiere mantenerse en el anonimato, no sabe “cómo pudo ocurrir” el choque ni “por qué estaba levantada la pluma de la grúa”.

Es más, reflexionando llegó a preguntarse: “¿Cómo se va a caer sólo por tocarlo con un camión?”, según publica Sur. Afirma que volvió hacia el puente y que los conductores que estaban allí ya habían llamado a las autoridades.

Tras el accidente, sólo piensa en el estado de los heridos y el remordimiento le plantea una duda: “No sé qué habría sido mejor; que el puente se me hubiera caído a mí o el calvario que estoy pasando con los heridos”.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA