Dos barrios de Sevilla serán derribados para hacerlos de nuevo. El Ayuntamiento de Sevilla , el Ministerio de Vivienda y la Junta de Andalucía han llegado a un acuerdo para acabar con las 725 infraviviendas de Los Pajaritos y Regiones Devastadas.

Los pisos tienen entre 40 y 50 metros cuadrados y en ellos viven personas con escasos recursos económicos. De hecho, Urbanismo ha calculado que en un 20% de estas viviendas habitan hacinadas hasta tres generaciones de una misma familia (padres, hijos y nietos).

Por ello, con este proyecto de reconstrucción se levantarán un total de 900 viviendas de protección oficial, para sustituir a las 725 que van a tirar y poder darle una cabida a esas jóvenes familias de estos barrios que viven con sus padres aún porque no tienen medios para independizarse.

Harán edificios más altos para poder tener suelo para parques y equipamientos

Concretamente tirarán 215 pisos en Regiones Devastadas que son propiedad del Estado y de la Junta; y 510 en Los Pajaritos, de propiedad municipal.

El Consistorio hispalense asegura que en estas zonas no es posible la rehabilitación porque las estructuras de los inmuebles están en mal estado y necesitarían remodelaciones cada cierto tiempo.

Las nuevas viviendas tendrán 70 metros cuadrados y 120 para familias numerosas. Los residentes tendrán que pagar o no por ellas en función de la situación económica de cada uno.

Más alto 

Los nuevos edificios serán de mayor altura (de las tres plantas actuales hasta seis) para reurbanizar las calles y tener suelo con el objetivo de instalar zonas verdes, equipamientos, oficinas y comercios.

El proyecto se llevará a cabo por fases. Construirán un edificio de viviendas primero. En él realojarán a los vecinos del primero bloque que se vaya a demoler y así sucesivamente. La primera fase comenzará el año próximo.

El Ayuntamiento pretende que el proyecto se autofinancie con la propia operación urbanística.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA