La huelga de celo secundada por funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, unida a un aumento del número de porteadores, ha causado hoy retenciones en los distintos pasos fronterizos que separan Melilla y Marruecos.

Según la Delegación del Gobierno, como consecuencia de sus reivindicaciones laborales los policías han mostrado en los puestos fronterizos un "mayor celo" en la comprobación de la documentación de las personas que han pretendido cruzar la frontera.

Aumentan los tiempos de espera

Esto ha supuesto un incremento de los tiempos de espera, tanto de peatones como de vehículos, por lo que se han registrado colas que han llegado incluso a desembocar en importantes aglomeraciones, dado el elevado número de personas que a diario cruzan la frontera.

De esta manera, las reivindicaciones laborales que los policías llevan a cabo en toda España ha tenido también influencia en la ciudad autónoma, aunque en estos momentos la situación vuelve a la "normalidad", asegura la Delegación del Gobierno.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MELILLA