El condenado por matar violentamente a una mujer de 77 años que regentaba el quiosco de golosinas en los céntricos jardines de la Agricultura, también conocidos como Los Patos, ha aceptado hoy dos años de prisión por robar dos escopetas y diversos trofeos de caza en un cortijo de Córdoba.

Durante la vista oral celebrada hoy en el juzgado de lo Penal número 3 de Córdoba, el fiscal ha modificado su calificación provisional, que en un principio proponía una pena de tres años y nueve meses de prisión para el acusado por un delito de robo con fuerza y otro de tenencia ilícita de armas, rebajando la pena a dos años, que ha sido aceptada por el acusado y su defensa.

El acusado reconoce los hechos relatados por el escrito del fiscal

En este sentido, se han tenido en cuenta los atenuantes de que el acusado se encontraba bajo los efectos de la cocaína y el alcohol, y que sufre un trastorno límite de la personalidad.

De esta manera, el acusado ha reconocido los hechos que recogía la calificación provisional de la Fiscalía, que afirmaba que a primera hora de la mañana del día 13 de septiembre el acusado violentó el candado de la cadena que cortaba el carril de acceso del cortijo, y se dirigió a la vivienda de la finca, donde tenía conocimiento de que se guardaban armas de caza.

Robo de varios objetos 

Tras desprender la reja y el marco de una de las ventanas traseras del inmueble y romper el cristal, accedió al interior, donde se apoderó de una escopeta del calibre 16 y de otra arma del calibre 12, ambas en buen estado de funcionamiento.

Asimismo, el acusado también se llevó cubiertos de plata, dos maletines de cuero, sombreros, varias cajas de cartuchos y una bolsa de trofeos de colmillos de jabalí, todo ello valorado en 3.928 euros. El individuo fue detenido por la Policía Local de la localidad cordobesa de Castro del Río dos días después de los hechos cuando transportaba en su coche una de las armas.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA