El futbolista Dani Güiza, que había asegurado que se casaría con su novia Nuria Bermúdez si España ganaba la Eurocopa, está dispuesto a cumplir su promesa, pero "un poco más adelante".

Dani tiene antes que divorciarse de su ex mujer

Además, tal y como recordó Nuria, el jugador tiene antes que obtener el divorcio de su ex mujer para poder casarse.

Ambos explicaron a la prensa, que los encontró durante una visita a la casa de él en Jerez (Cádiz), que la joven se encontraba todavía "flojita" después de haber perdido a los dos bebés que esperaba. Nuria sufrió un aborto precisamente el mismo día en el que celebraban la victoria española sobre Alemania.

La pareja ya tiene un niño de siete meses y ha anunciado que todavía esperará un tiempo para darle un hermanito, al menos hasta que la mamá se recupere y recobre fuerzas.