Pocos días antes del asalto a un chalé en Sopelana , un matrimonio de Urduliz pudo frustrar un robo en su propia vivienda, al sorprender a dos ladrones dentro de su casa, según publica hoy el diario El Correo .

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles, sobre las 18.00 horas. El matrimonio se encontraba en el salón de su casa de la calle Elortza dando de comer a su bebé de mes y medio cuando oyeron ruidos extraños. Al salir de la habitación, la mujer se encontró cara a cara con uno de los asaltantes y vio como otro salía rápidamente de la casa.

Alertado por los gritos de su mujer, Asier Elortegi, de 32 años, salió en su ayuda cuando los dos ladrones, de origen magrebí, huían en un coche. Elortegi trató de seguirles con su todo terreno, pero se equivocó de vehículo al que perseguir y los ladrones escaparon en dirección a Plentzia en un Seat Ibiza gris.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO