Sánchez Camacho.
Alicia Sánchez-Camacho. EFE

La recién elegida presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, cree que Montserrat Nebrera, la otra candidata al cargo, debe "saber encajar la derrota con más humildad".

"Ella pidió que se votara a la mejor, y se votó a la mejor", asegura Sánchez-Camacho en una entrevista con el diario El Mundo publicada hoy. La diputada Montserrat Nebrera, única contrincante en la presidencia del partido en Catalunya, logró el 43,28% de los votos en el congreso de la formación, celebrado el pasado fin de semana.

El PP de Cataluña vive "etapas difíciles" desde la dimisión de Josep Piqué 
La senadora también sostiene que hablará con Nebrera, "como tengo que hablar con mucha gente", precisa.

En la entrevista, Sánchez-Camacho que también afirma que a ella no la llamó el presidente del partido, Mariano Rajoy. "Mis compañeros de Cataluña fueron quienes consensuaron mi nombre, y por tanto la opción de la presidencia se me traslada a mí desde Cataluña", asegura.

Etapas difíciles

La dirección nacional del Partido Popular comunicó cuatro días antes del congreso del PP catalán, el pasado fin de semana, que la senadora Alicia Sánchez-Camacho era su apuesta para presidir la formación en Cataluña.

Este congreso nos ha dado un ejemplo de cómo hacer bien las cosas

En la entrevista, la senadora confirma que su formación vive en Cataluña "etapas difíciles desde la dimisión de Josep Piqué" pero también añade que ahora, con ella, "se abre una nueva etapa".

Y apela a la "autocrítica" para "hacer mejor las cosas" si bien, según ella, "este congreso nos ha dado un ejemplo de cómo hacer bien las cosas, de como funciona la democracia".