La familia de la mujer que falleció en la sala de espera de un hospital de Nueva York sin que nadie la ayudara a tiempo presentó el martes cargos criminales contra trabajadores del centro y reclamó una compensación de 25 millones de dólares.

El abogado de la familia acusó al personal del hospital de tratar de ocultar una negligencia
La semana pasada salió a la luz una grabación que mostraba cómo una mujer jamaicana de 49 años, llamada Esmin Green, murió en la sala de espera de la unidad psiquiátrica del Hospital Kings County del condado de Brooklyn, después de haber estado allí casi 24 horas.

Según se observa a través de las cámaras de seguridad del hospital, la mujer se cayó de la silla donde esperaba y se retorció en el suelo hasta quedar tumbada boca abajo ante la pasividad del resto de los pacientes y hasta que cerca de una hora después alguien acudió a socorrerla.

25 millones de dólares

Tres semanas después de la muerte de su madre, Tecia Harrison explicó a medios locales que, con el ánimo de que se haga justicia, la familia de la fallecida ha presentado una demanda por valor de 25 millones de dólares contra los empleados del centro que puedan haber tenido parte de responsabilidad en el suceso.

Además, el abogado de la familia, Sanford Rubenstein, acusó al personal del hospital de tratar de ocultar una negligencia, ya que en el informe en el que se relatan los hechos se asegura que la paciente estaba despierta a la misma hora a la que la grabación ya la muestra tumbada boca abajo en el suelo de la sala de espera.

La grabación salió a la luz durante el juicio que se sigue por la demanda interpuesta hace más de un año por el Servicio Legal de Higiene Mental del Estado de Nueva York y la Unión de Defensa de las Libertades Civiles en Nueva York contra el centro, al que califica de "una cámara de mugre, decadencia, indiferencia y peligro".