Ingrid Betancourt
Ingrid Betancourt EFE
Ingrid Betancourt considera "muy importante" que España "siga participando" en los esfuerzos a favor de la liberación de los secuestrados en Colombia, según dijo este martes en una entrevista con Efe en París.

Hay que abrir las puertas para que los que nos quieren ayudar

"España para nosotros es la familia", declaró la ex candidata a la Presidencia de Colombia, que el pasado día 2, tras seis años y medio de cautiverio, recobró la libertad junto a otros catorce rehenes de las FARC, en una operación del Ejército colombiano.

Betancourt quisiera "ir a hablar" con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que "participó en la misión de los tres países y recibió a mi familia".

Desactivados dos coches bomba en Colombia 

Se refería al grupo de países "facilitadores" integrado por Francia, España y Suiza, que durante varios años han tratado de fomentar negociaciones entre las FARC y el Gobierno colombiano para un acuerdo humanitario que permitiera la liberación de los rehenes.

"Creo que a través de España podemos hacer" que Colombia y "sobre todo los colombianos, con mucha humildad y además con mucho cariño, abramos las puertas para que los que nos quieren ayudar nos ayuden", dijo Betancourt, convencida de que el problema de los secuestrados en Colombia "necesita el trabajo de mucha gente" y de que "una sola persona no lo puede lograr", en alusión a Uribe.

La Policía desactivó dos coches bombas que las FARC pretendían detonar en el centro de Colombia como respuesta a los golpes que han sufrido de parte de las fuerzas armadas, según informaron el martes fuentes oficiales, que advirtieron sobre la posibilidad de una escalada terrorista de los rebeldes.

El director de Seguridad Ciudadana de la Policía, general Orlando Páez, aseguró que gracias a labores de inteligencia y la información proporcionada por cooperantes se descubrió un automóvil con 200 kilos de nitrato de amonio, y una camioneta que se desplazaba hacía la ciudad de Neiva (suroeste) con 60 kilos de Pentolita.