Condenado
El condenado, Simon Mann, durante el juicio. (REUTERS) REUTERS
El Tribunal de Apelación de Malabo condenó este lunes a 34 años y cuatro meses de cárcel al mercenario sudafricano de origen británico Simon Mann, acusado de intento de golpe de Estado y de tratar de acabar con la vida del presidente del país, Teodoro Obiang Nguema.

La sentencia es incongruente. No tiene sentido y vamos a recurrir

En declaraciones por teléfonodesde Malabo, José Pablo Nvo, abogado de Mann, dijo que el tribunal le condena también a pagar una multa de 100 millones de francos CFA (150.000 euros), al tiempo que apuntó que recurrirá el fallo.

"La sentencia es incongruente. El fiscal solicitaba para mi defendido 31 años y ocho meses de cárcel y, sin embargo, el Tribunal le condena a una pena superior a la pedida por el fiscal. No tiene sentido y vamos a recurrir", manifestó Nv.

El 9 de marzo de 2004, las autoridades de Malabo informaron de la detención de un grupo de mercenarios compuesto por unas 60 personas que estaba coordinado con el grupo inmovilizado en Harare, con la finalidad de participar en una intentona golpista.

El grupo había hecho una parada en Zimbabue camino de Guinea Ecuatorial, donde al parecer planeaba derrocar al presidente Teodoro Obiang Nguema.