El calor me marea. Ando sin energías, sin ganas de hacer nada, no duermo y no tengo hambre. No aguanto estar de pie ni en la sombra, me empiezo a agobiar y necesito ponerme de cuclillas para recuperar fuerzas. Intento beber agua, refrescos, fruta, helados… pero después me encuentro igual de mareado y con la tripa hinchada.

El calor fuerte junto con el trabajo puede hacer bajar la tensión de manera importante. Para eliminar el calor, el organismo tiene varios sistemas, entre otros está la vasodilatación periférica, que dirige la sangre hacia la piel poniéndola en contacto con el aire para eliminar calor; el otro mecanismo implicado en tu cuadro es la sudoración. Ambos favorecen la eliminación de calor, pero también son responsables de las bajadas de tensión durante los periodos de calor. Mi recomendación es que busques los sitios frescos y bebas refrescos con electrolitos.

Me he hecho daño en la espalda nadando. Todo el año sin hacer deporte y decido el primer día de piscina nadar media hora. No sé si es una contractura o agujetas. No puedo girar el cuello. ¿Qué me recomiendas? Me pongo calor, estoy usando una pomada de árnica, pero no me hace mucho.

Pueden ser ambas cosas, para saberlo tendríamos lógicamente que explorarte. En cualquier caso, si hace tiempo que no haces deporte y teniendo en cuenta que ha sido en agua fría, es probable la contractura. Para tratarla y mejorarla, lo ideal es que acudas a un fisioterapeuta, que en pocas sesiones de masajes o aplicando terapias específicas hará que tu cuadro mejore mucho.