Hombre y caballo frente a frente en Galicia. Los caballos salvajes de esta tierra son reunidos para ser rapados por los "aloitadores", como así se llaman a los mozos de la aldea.
 
Se les corta la crin ante la mirada de miles de visitantes que son testigos privilegiados de este rito anual. Este año han logrado reunir a más de 500 ejemplares, entre los que destacan decenas de potros.
 
Interés turístico internacional
 
Alrededor de dos mil personas asistieron, el pasado sábado, al primer curro de la Rapa das Bestas de Sabudedo, que tiene su origen en una pesca que afectó la comarca de Sabucedo en el año 1567.
Este año han logrado reunir a más de 500 ejemplares, entre los que destacan decenas de potros
 
Esta tradicional fiesta, declarada de interés turístico internacional el pasado año, por su singularidad y belleza, atrajo a miles de personas, que se desplazan hasta este municipio pontevedrés de A Estrada, para asistir a la busca, rodeo y conducción de los caballos salvajes en el monte y su traslado hasta en curro.
 
En el interior del curro a los caballos y yeguas le son cortadas las crines y se procede a marcar a las crías. En esta primera Rapa das Bestas fueron conducidos bajados del monte más de 400 caballos, de los que 270 se congregaron en el primer curro, que se desarrolló a partir de las 20:00 horas.
 
Ayer tuvo lugar el segundo curro y hoy a las 12:30 horas se ha celebrado el último. Esta fiesta popular concluirá con la suelta de caballos a los montes de procedencia a las 18 horas.
 
CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TU CIUDAD