Alunizaje en Gucci
Unos atracadores estamparon un todoterreno en la tienda Gucci de Madrid. (EFE)
La Milla de Oro se despertó ayer de nuevo con un intento de robo. La víctima ha vuelto a ser la tienda de Gucci (en la esquina de Ortega y Gasset con Serrano), que ha sufrido un alunizaje sobre las siete de esta mañana, aunque los ladrones no han conseguido llevarse nada. Éste es el segundo atraco a Gucci en dos meses, ya que el 7 de mayo otro grupo estrelló un coche contra su cristal y se llevaron 14 relojes de lujo y bolsos exclusivos.

El alunizaje, que consiste en estrellar un vehículo contra el comercio cuando está vacío, no ha causado heridos.

Una patrulla de policía que rondaba la zona les sorprendió en el momento

Según han indicado fuentes de la Jefatura Superior de Policía, el robo se ha cometido con dos coches de gran tamaño, uno de los cuales, un todoterreno, fue estrellado contra el escaparate de la tienda, mientras que el segundo les sirvió para huir. Un testigo que se encontraba en la acera de enfrente asegura que fueron tres, y no dos, los coches que participaron en el atraco, y que a pesar de que los atracadores empotraron varias veces el coche contra el escaparate, no consiguieron romper la verja que lo protegía.

La Policía también ha señalado que en el alunizaje han participado más de dos personas, aunque no han podido precisar cuántas, si bien se tiene constancia de este dato porque una patrulla que rondaba la zona les sorprendió en el momento en el que perpetraban el atraco.

Dispositivo específico

La Policía Nacional instaló un dispositivo especial a principios de mayo en la Milla de Oro madrileña, a raíz de una ola de atracos en comercios de la zona. Según explicó la Jefatura Superior de Policía a 20minutos, todas las noches se despliegan en la zona patrullas de centauros (agentes especiales que vigilan en horario nocturno) y agentes de la comisaría del distrito. Este dispositivo específico está todavía en marcha en previsión de nuevos atracos, aunque las fuentes policiales no han querido detallar el número de efectivos que participan.

La delegada del Gobierno, Soledad Mestre, apuntó que "la policía estaba allí, porque hay una importante presencia policial con la que tratamos y creo que conseguimos que no haya robos y atracos en la Milla de Oro de Madrid".

Los comerciantes exigen un cambio del Código Penal para endurecer las penas a los atracadores
Los ladrones consiguieron huir, aunque no pudieron llevarse el botín de la tienda de lujo. La policía investiga en estos momentos los detalles del suceso, así como si los vehículos utilizados en el alunizaje eran robados, como es habitual en este tipo de delitos.

Los comerciantes de la zona ya están acostumbrados a que se produzcan estos robos y se han armado con todas las medidas de seguridad posibles. En Joyerías Durán (con tiendas en Serrano y Goya) han colocado bolardos para evitar alunizajes y retiran todas las noches el material de los escaparates; en otra joyería de Serrano han contratado a un vigilante de seguridad armado y en otro comercio de Ortega y Gasset se han pertrechado con alarmas y seguridad privada.

Tranquilidad entre los clientes

El director de Joyerías Durán se queja de que "la Policía no hace caso a los comerciantes de la zona". Además, pide un cambio del Código Penal para endurecer las penas de los atracadores que utilizan el método del alunizaje. Por su parte, los clientes "se lo están tomando con tranquilidad, no hemos notado nerviosismo entre ellos tras la ola de atracos y tampoco han bajado las ventas", explican los responsables de una de las tiendas.